Cuenta la leyenda que un hombre llamado Hood vivió en el condado de York a finales del siglo XIII. Sobrino de un herrero al servicio de un noble, luchó junto al conde de Lancaster contra el rey Eduardo II de Inglaterra. La rebelión fue aplastada y Hood se refugió en el campo de Barnsdale, lindante con el de Sherwood… Pues de esta leyenda ha surgido uno de los personajes cinematográficos más laureados de la historia, y para conocer sobre él qué mejor que esta lista con las 10 mejores películas de Robin Hood.

Robin de los bosques (Allan Dwan, 1922)

Considerada por muchos como la primera película que aborda la leyenda de Robin Hood, aún en cine mudo. Con el guion del todoterreno Douglas Fairbanks (también protagonista), se nos presenta la historia como la conocemos hoy: En la ausencia de Ricardo Corazón de León, ocupa el trono de Inglaterra su hermano el príncipe Juan, que gobierna con mano de hierro. El único hombre que puede acabar con sus desmanes es un enigmático forajido que vive en el bosque de Sherwood y se hace llamar Robin Hood.

Robin de los bosques (Michael Curtiz, William Keighley, 1938)

No es la primera película de Robin Hood, ni la segunda, ni la última; pero si solo pudiera conservarse una, ésta es la que debería sobrevivir. Obra perfecta de la época dorada de Hollywood, cuando mandaba productor del estudio, en este caso Hal B. Wallis, responsable de elegir a Michael Curtiz como director y a Errol Flynn para sustituir al actor inicial, James Cagney, entonces estrella de la WarnerLee aquí la crítica completa

Los arqueros del rey, de Ken Annakin
Los arqueros del rey, de Ken Annakin

Los arqueros del rey (Ken Annakin, 1952)

Rodada en Gran Bretaña con un tono desenfadado, que le conviene y se adecua bien con el sello Disney, Annakin -un grande pero ignorado director- maneja con soltura más de doce personajes que tienen una personalidad definida; entre ellos Richard Todd es un Robin adolescente que vemos madurar sin perder la ingenuidad. Hay además una voluntad de no parecerse a la versión de Errol Flynn que fue estudiada con detalle para diferenciarse lo más posibleLee aquí la crítica completa

La espada del bosque de Sherwood (Terence Fisher, 1960)

Entretenida película británica de aventuras, producida por la insigne Hammer. Con muchas escenas de acción, la realización de Terence Fisher es ágil, y aspectos como la fotografía a todo color, a cargo de Ken Hodges, suponen un salto de calidad para la época, resaltando los bonitos paisajes frondosos. En el debe, Richard Greene como Robin no acaba de funcionar, quizá por ser un poco mayor para el personaje.

Robin Hood (Wolfgang Reitherman, 1973)

Tras la versión de 1952, Disney decidió llevar a Robin Hood al terreno de la animación. La película obtuvo un gran éxito de taquilla a nivel mundial y fue nominada al Oscar a la mejor canción. La diversión y el romance aparecen por doquier cuando Hood, el héroe espadachín del Bosque de Sherwood, se mueve de aventura en aventura con su valiente ayudante, Little John, y su desternillante banda.

Yvonne Blake con el vestuario de Robin y Marian
Blake y Hepburn en el rodaje de Robin y Marian

Robin y Marian (Richard Lester, 1976)

Con un reparto estelar (Sean Connery, Audrey Hepburn, Robert Shaw, Richard Harris, Ian Holm) y el estreno internacional de nuestra Victoria Abril, Lester propone una versión melancólica de Robin Hood, ya en su etapa madura. Desilusionados por los años perdidos en el campo de batalla, Hood y su amigo Little John regresan a Inglaterra y se dan cuenta de que todo ha vuelto a ser como antes.

Robin Hood, príncipe de los ladrones (Kevin Reynolds, 1991)

Kevin Costner, en su mejor momento interpretativo, protagoniza esta versión que se convirtió en el gran referente del personaje para toda una generación. Sir Robin de Locksley regresa a su hogar tras luchar en las Cruzadas, y se encuentra una Nottingham podrida en la miseria por los gravosos impuestos decretados por el gobernador. Cuando descubre, además, que éste ha asesinado a su padre, decide vengar su muerte y se interna en el bosque de Sherwood.

Las locas, locas aventuras de Robin Hood (Mel Brooks, 1993)

Evidentemente no es la propuesta más correcta para conocer un personaje de leyenda, pero esta parodia de Mel Brooks ofrece un punto de vista divertido y surrealista que vale la pena revisar. Sátira burlesca de las aventuras del legendario Robin de Sherwood, sajón rebelde que ataca a los dominadores normandos.

Robin Hood (2010)
Russell Crowe como Robin Hood (2010), de Ridley Scott

Robin Hood (Ridley Scott, 2010)

Scott aprovecha la leyenda del arquero para hacer una lectura del siglo XIII con la sensibilidad del XXI. Como no puede ser de otra manera, esta lectura resulta simplista en la idílica visión de una democracia que en esos momentos era lo más parecido a la ciencia ficción. Pero salvando este escollo, que afecta poco al núcleo de la historia, se puede decir que Scott ha firmado una película correcta que no pasará a los anales de la Historia del Cine pero que entretiene y posee momentos inspirados… Lee aquí la crítica completa 

Robin Hood (2018)
Robin Hood (2018)

Robin Hood (Otto Bathurst, 2018)

La historia que cuenta Bathurst es curiosa, maneja los mismos elementos de cintas anteriores pero pretende explicar la leyenda a un público que supone ignorante e incapaz de imaginar qué fue la Edad Media, y adapta la historia a los tiempos modernos y a una visión políticamente correcta de las cosas. Hay que reconocer que la película tiene ritmo y como producto palomitero puede resultar… Lee aquí la crítica completa