Inicio Noticias Entrevistas Entrevista a Kelly Reichardt, directora y guionista de First Cow

Entrevista a Kelly Reichardt, directora y guionista de First Cow

Kelly Reichardt, directora y guionista de First Cow
Kelly Reichardt, directora y guionista de First Cow

Entrevista a Kelly Reichardt, directora y guionista de First Cow

Kelly Reichardt: «Es una película sobre otras cosas menos bonitas, pero en el centro está la amistad»

· Crítica de First Cow, de Kelly Reichardt

¿Puede hablarnos del proceso de adaptación cinematográfica de The Half-Life?

Kelly Reichardt (First Cow)/ The Half-Life fue lo primero que leí de Jon Raymond. Gracias a eso, trabajé con él en Old Joy. Es una novela que abarca cuarenta años del siglo XIX y tiene lugar en dos continentes, por lo que convertirla en una película siempre había estado fuera de mi alcance. A lo largo de los años, Jon y yo a menudo reflexionábamos sobre cómo podríamos convertir The Half-Life en un proyecto factible.

Estos últimos años, antes de hacer First Cow, estaba intentando rodar una película en Europa, ambientada también en el siglo XIX. Era de un género similar a la fantasía y dediqué mucho tiempo buscando pueblecitos y empapándome de la obra de Courbet y Brueghel. Ese proyecto fracasó, así que Jon y yo retomamos lo de siempre: pensar en cómo podíamos adaptar The Half-Life, y por fin conseguimos idear First Cow.

La película comienza con una cita de William Blake: «El pájaro, un nido; la araña, una tela; el hombre, la amistad». ¿Viene del libro? ¿Considera que First Cow es una película sobre la amistad?

Kelly Reichardt (First Cow)/ Es una película sobre otras cosas menos bonitas, pero en el centro está la amistad. La cita de Blake aparece en The Half-Life y, básicamente, es el impulso de todo. Fue un gustazo trabajar con tantos amigos rodando una película sobre la amistad.

First Cow también trata sobre crear algo. Cookie y King-Lu se convierten en socios de una ingeniosa empresa: preparar y vender buñuelos y galletas. Se presta mucha atención al proceso y me pregunto si ese aspecto de la película ha reflejado su propio interés por él.

Kelly Reichardt (First Cow)/ Todas las películas se centran mucho en los procesos a la hora de desarrollar sus temas, y sí, al dirigir una película obviamente eso se ve reflejado en todos sus aspectos. Es el sexto largometraje que hago con los productores Anish Savjani y Neil Kopp. Ellos son los que están al pie del cañón y consiguen que todo sea posible; si estamos grabando una escena y necesitamos que aparezca un pez en el arroyo, ellos están ahí y lo tiran justo a tiempo.

En una película existen muchos universos paralelos. En cada frente hay ideas que evolucionan y se transforman en versiones nuevas de la idea original. En la historia, esto se refleja en cómo la galleta pasa a ser un buñuelo y Cookie dice: «Creo que les gustará más dulce» y en un abrir y cerrar de ojos tienes un clafoutis en la mano.

¿Cómo ideó la estética de First Cow con su director de fotografía de confianza, Chris Blauvelt?

Kelly Reichardt (First Cow)/ Antes de reunirme con Chris, elaboro un libro, una guía visual que te lleva por toda la película, escena a escena, que da una idea del aspecto, el tono y la estrategia básica de rodaje. Para First Cow, revisamos Cuentos de la luna pálida y La Trilogía de Apu, que son películas que se desarrollan en pueblecitos marginales y nos dieron buenos puntos de partida. Las pinturas de cowboys de Frederic Remington nos sirvieron de guía para el color, con azules y verdes turbios y luces de color coral.

Chris y yo echamos un vistazo a esos libros de imágenes juntos y empezamos a debatir. Repasamos el guion una y otra vez. Chris hace algunas pruebas de cámara y prueba los objetivos que tiene pensado utilizar. Mientras tanto, vamos explorando lugares en los que rodar. Janet Weiss fue la encargada de las localizaciones. Está constantemente descubriendo localizaciones nuevas a las que vamos a hacer un seguimiento, habitualmente con el asistente de dirección, Chris Carroll, con el diseñador de producción, Tony Gasparro, con Chris Blauvelt y mi amigo y ayudante Mikey Kampmann. Mikey graba las localizaciones con una cámara de fotos mientras que Chris Carroll y Chris Blauvelt se colocan donde irán los actores y yo fijo las escenas. Blauvelt está siempre haciendo listas y Carroll dibujando mapas. Entre todo esto, saco algún momento a solas en los espacios ya construidos antes de rodar. Suelo trabajar en ese espacio con los actores y hacemos algunos ajustes de lo que pueda quedar sin concretar, aunque para entonces Chris y yo ya tenemos una base bastante sólida.

La cámara está a ras de suelo en First Cow y se emplea una relación de aspecto similar a la de Meek’s Cutoff, aunque en un espacio visual muy diferente. La estética de la película es muy íntima y angosta, sin verdaderas panorámicas ni planos de paisajes.

Kelly Reichardt (First Cow)/ Es curioso que digas que es angosta. Chris Carroll tiene la sensación de que el bosque es muy claustrofóbico. Es claramente más cerrada que en Meek’s Cutoff, que se rodó en zonas desérticas. En ese caso se trataba la amplitud y la extensión del paisaje, y el marco cuadrado era un modo de crear angustia, de no saber qué pasará después, no poder ver qué traerá el mañana. First Cow también se rodó en 4:3. Vemos muchas escenas de excavación y búsqueda de alimentos, las hogueras están en el suelo, el colchón en el que duerme Cookie: todo está cerca del suelo. El formato cuadrado funciona bien para los árboles altos en exteriores, aporta intimidad a los interiores y favorece también a los personajes. El formato en cuatro tercios no busca grandeza: es un formato más bien humilde.

En la película da la sensación de que la sociedad estaba aún en formación, todavía no había nada estandarizado ni fijado. Todos los personajes vienen de otra parte y hay diferencias enormes entre ellos. Se muestra el panorama originario de Estados Unidos.

Kelly Reichardt (First Cow)/ La zona en la que se rodó la película se conoce como Lower Columbia: el tramo de río que va desde el océano hasta donde el río Willamette llega al Columbia, que en la actualidad se encuentra en Portland. Esa zona lleva al menos 12.000 años habitada por personas. El momento de la historia que estábamos investigando era francamente interesante. Había llegado mucha gente nueva gracias al comercio mundial de castores. Aún no había naciones, pero sí había empresas que empezaban a explotar recursos naturales.

First Cow (2019)

La zona era incluso bastante cosmopolita según algunos estándares. Había personas de Rusia, Sudamérica, Inglaterra, España, Hawái y China, junto con las numerosas tribus y bandas que vivían a lo largo del río y que llevaban una eternidad usándolo como ruta comercial. Es un panorama primigenio de Estados Unidos hasta cierto punto, porque también se opone a nuestra forma habitual de entender la expansión hacia el oeste. En cierto modo, convierte el origen de Estados Unidos en una historia colonial corporativa, con gente de todas partes del mundo invadiendo el territorio.

¿Quién cocinaba en realidad las galletas y los buñuelos para el rodaje?

Kelly Reichardt (First Cow)/ Sean Fong, que trabajaba en el departamento de atrezo con Paul Curtin. Sean se encargaba de preparar los buñuelos y las galletas, solo con los ingredientes que hubieran podido tener en aquella época.

La música de William Tyler es ambiental y evocadora, y apenas suena nada que pueda ser ajeno o posterior a ese periodo de la historia.

Kelly Reichardt (First Cow)/ William Tyler se unió tras varios intentos de usar una música más auténtica de aquella época. Nada llegaba a funcionar, cuanto más nos acercábamos a lo «real», más se parecía a un programa de televisión. Me olvidé de aquello y vino William a la sala de edición. Tocó sobre un borrador de la película, solo para ver cómo quedaba, y nos gustó.

Sigue montando sus propias películas. ¿Es muy importante para usted tener ese control? ¿Ha cambiado mucho su proceso como editora a lo largo de los años?

Kelly Reichardt (First Cow)/ Gusta mucho que te den tus propias grabaciones y poder manipularlas en un entorno tranquilo, después de todo el ajetreo del rodaje. Hacer el montaje encauza cómo grabo las películas, pensando en cómo quedarán juntos los planos al idear una escena. Para la mezcla de sonido y la corrección de color ya delego el control y simplemente me siento en un sofá en una habitación helada y a oscuras. Da bastante sueño; si no montara mis películas, probablemente me pasaría todo el proceso de montaje durmiendo.

¿Alguna vez ha considerado sus películas como parte de un conjunto de obras y analiza las similitudes entre ellas, sus temas y las imágenes a las que vuelve? ¿Se le ocurre dónde encajaría First Cow en ese conjunto o aún la tiene muy reciente?

Kelly Reichardt (First Cow)/ Creo que pienso en ello cuando me doy cuenta de que me estoy repitiendo. No sé dónde encajaría First Cow. Peter Hutton, a quien va dedicada la película, solía decir que, si trabajas bastante, a la gente no le quedará otra que lidiar contigo. Supongo que alguien tendrá que comparar mis películas.

En First Cow hay cierta resonancia contemporánea, ya sea en la forma de tratar el capitalismo o las divisiones de la sociedad, o simplemente en la presentación de una afectuosa y fiel amistad interracial. Parece que invita a interpretarla, concretamente, como una película política.

Kelly Reichardt (First Cow)/ Yo diría que, en cierto modo, todas las películas son políticas. Es algo intrínseco a todo lo que nos interesa. ¿Dónde reside el poder? ¿Dónde encaja la gente en la escalera hacia el éxito y la supervivencia? ¿Y cómo influye eso en cómo nos tratamos los unos a los otros? Todo eso parece estar en el centro de las historias. Pero luego, con suerte, las películas tratan en realidad sobre personajes individuales en situaciones individuales.

No hemos hablado sobre la vaca de First Cow, quizá merezca al menos una mención.

Kelly Reichardt (First Cow)/ Evie. La seleccionamos entre un montón de fotos, era la que tenía los ojos más grandes. Algo característico de trabajar con animales es que hay que ir más lento. Los equipos de filmación no están acostumbrados a trabajar despacio y con tranquilidad. Pero con Evie, o con los caballos en Certain Women: Vidas de mujer, al ser un equipo, nos tenemos que mover a cámara lenta para ponérselo más fácil al animal. Si intentas luchar contra ello, no haces más que frustrarte.

Fuente: Avalon Distribución

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año

Salir de la versión móvil