El gigante de hierro

La animación, más afilada que la de Disney o Dreamworks, recuerda en muchas ocasiones a las portadas de Norman Rockwell del Saturday evening post

El gigante de hierro

El gigante de hierro | Así como las películas de Walt Disney siempre han gozado de buena reputación incluso antes de su estreno -aunque a posteriori provoquen más de una desilusión en crítica y público-, las miradas hacia las creaciones animadas de la Warner Brothers han sido algo más suspicaces. En el caso de El gigante de hierro, estrenada a finales de 1999, los productores tuvieron que competir en esa temporada con producciones de la Disney como Bichos o Tarzán.

Guerra fría. En un pequeño pueblo al noreste de Estados Unidos, la vida de Hogart Hughes, un chaval vivaracho y solitario, se cruza con la de un robot de unos 30 metros de alto caído del cielo. Entre ellos surge una fuerte amistad que, para el chico, es además como un sueño cumplido. El joven Hogart, empeñado en proteger a su amigo de un peripatético agente federal que considera al robot un peligroso arma y espía soviético, lo esconde primero en un bosque y luego en la chatarrería de un curioso artista local.

- Anuncio -

Brad Bird, dibujante de Los Simpsons, The critic o Una vida de perro, apostó por una historia familiar más cercana al estilo de las películas de acción real que al clásico guión infantil. Esto se advierte en los ambientes que crea, en los que a veces no todo gira directamente en torno al protagonista. Personajes como el agente, el artista o el anciano que dice haber visto al robot gigante, cobran relevancia en escenas en las que Hogart no está ni siquiera de manera implícita. Es esto lo que la hace más creíble que otras películas del género. Y por tanto, se digieren mejor los valores propuestos de amistad, sacrificio, antibelicismo…, que en el cine de animación son muchas veces propuestos con meras frases sentenciadoras en vez de con el relato en sí.

La animación, más afilada que la de Disney o Dreamworks, recuerda -como dice Jerónimo José Martín- en muchas ocasiones a las portadas de Norman Rockwell del Saturday evening post, como la escena del lago o en la que Hogart y el agente charlan en el bar. Entre los extras del DVD están un «Cómo se hizo» discreto y que deja satisfecho (muy pocos making lo consiguen), presentado por Vin Diesel (xXx), doblador en la versión original del gigante, el tráiler y la banda sonora con imágenes de la película.

Victoriano Rubio


El gigante de hierro

Año: 1999. 86 minutos País: EE.UU. Dirección: Brad Bird Guión: Brad Bird y Ted Hughes Música: Michael Kamen Voces Originales: Jennifer Aniston, Harry Connick Jr., Eli Marienthal, Christopher McDonald Productores: Allison Abbate, Des McAnuff Distribuidora: Warner Bros.