La gran evasión

Está basada en el libro escrito por Paul Brickhill, piloto en Túnez y autor de va­rios libros de guerra que fue capturado y enviado al Stalag Luft III.

· La gran evasión: Despliegue de ingenio bien escrito y planificado que logra entretener y sorprender, aunque peca de triunfalismo y ridiculiza en exceso a los alemanes.

Hay escenas de películas que se nos gra­­­baron en la retina cuando éramos jó­­venes y que uno celebra volver a ver, pese a la duda so­bre cómo habrán aguantado el paso del tiempo. Es di­fí­cil olvidar la celebración del 4 de ju­­lio en el campo de prisioneros, la huí­­da en motocicleta de Hilts (Ste­ve McQueen), que le convirtió en estrella cinematográfica, o sus recurrentes vi­­sitas a “la ne­v­era”.

La gran evasión es un despliegue de ingenio bien escrito y planificado que logra entretener y sorprender. Una película de acción bélica sobre la ma­yor fuga de oficiales diestros en la es­capada, encerrados en una cárcel ale­mana de máxima seguridad, con más toques de comedia que de drama, y que, milagrosamen­te, logra bordear la ligereza. Está basada en el libro escrito por Paul Brickhill, piloto en Túnez y autor de va­rios libros de guerra que fue capturado y enviado al Stalag Luft III.

Sin duda peca de triunfalismo y ridiculiza en exceso a los alemanes, pero está tan bien orquestada y el pe­so de la realidad histórica es tan poderoso, que uno se entrega a la ca­maradería y sigue con regocijo y emo­ción las peripecias de estos oficiales inasequibles al desaliento.

La dirección de actores, la decoración y el vestuario, el montaje, todo fun­ciona con exactitud de reloj y con la habilidad y ritmo que requieren la or­ganización de una fuga. No en va­no, Sturges, inició su carrera cinematográfica como montajista y director de documentales de guerra.

Para realizar la película, acudió, acom­pañado por tres antiguos prisioneros, al bosque alemán donde se ha­bía construido el campo e inició la bús­queda de uno de los tres túneles cons­truidos para la huída, que recibieron los nombres clave de Harry, Tom y Dick.

Pese a su gran popularidad, la pelí­cu­la solo recibió una no­minación a los Oscar, pero es que 1963 fue un año de grandes títulos.


La gran evasión

The great escape País/Año: EE.UU., 1963 Dirección: John Sturges Guion: Paul Brickhill (novela), James Clavell, W.R. Burnett Fotografía: Daniel L. Fapp Montaje: Ferris Webster Música: Elmer Bernstein Intérpretes: Steve McQueen, James Garner, Richard Attenborough, James Donald, Charles Bronson, Donald Pleasence, James Coburn, John Leyton Distribuidora DVD: Fox  Duración: 168 min. Público adecuado: +12 años