Tiempos de gloria

Película generosa que, al cantar el consciente sacrificio de unos hombres por una causa superior, alcanza en su clímax final la épica clásica

Tiempos de gloria (1989)
Tiempos de gloria (1989)

Tiempos de gloria: Oficial blanco, soldado negro

Tiempos de gloria cuenta la historia del Regimiento 54 de infantería de Massachusetts, un regimiento de voluntarios negros en la Guerra de Secesión norteamericana. En aquella época no se consideraba que los hombres de color pudieran ser buenos soldados; en el mejor de los casos podrían participar en alguna acción bélica; seguro que no podrían mantener los rangos y la disciplina en situaciones difíciles, por ellos no se les dejaba alistarse. El Regimiento 54 marcó un cambio: el 18 de julio de 1863 fue enviado a una misión suicida, atacar un fuerte confederado, bien situado y mejor defendido, en Charleston. El resultado fue una carnicería, pero el 54 obedeció y mantuvo la formación y la disciplina hasta el final. Su ejemplo cambió la práctica del ejército nordista que, a partir de entonces, enroló gentes de color en sus filas.

La historia cuenta la visión de Shaw, el oficial blanco que los forma y dirige. El personaje, hijo de un conocido abolicionista, tiene una visión paternalista de su misión y de sus hombres. Poco a poco, a través de mil pequeños detalles interesantes y significativos, cambiará su concepción de las cosas, conseguirá un auténtico acercamiento a sus hombres y gozará de una camaradería con ellos.

La atención al detalle es importante porque gana en verismo y -no es contradictorio- en universalidad: las ambiciones de esos hombres son las de todos; quieren justicia, quieren que se respeten sus derechos, quieren sentir el orgullo de ser hombres libres y luchar por ello. Es antológica, por ejemplo, cómo se muestra la solidaridad de los mandos blancos con sus soldados, cuando estos protestan por la diferente paga que reciben.

Dirige, es su segundo largometraje, Edward Zwick (Leyendas de pasión, El ultimo samurái) y marca el inicio de una larga carrera de éxitos. Tiempos de gloria ganó el Oscar a la mejor fotografía y al mejor sonido; y Denzel Washington el de mejor actor secundario. Y fue candidata a otros dos más: decorado y montaje.

Película generosa que, al cantar el consciente sacrificio de unos hombres por una causa superior, alcanza en su clímax final la épica clásica.


Tiempos de gloria (Glory, 1989)

País: EE.UU. Dirección: Edward Zwick Guion: Kevin Jarre Fotografía: Freddie Francis Montaje: Steven Rosenblum Música: James Horner Intérpretes: Matthew Broderick, Denzel Washington, Cary Elwes, Morgan Freeman, Jihmi Kennedy, Andre Braugher, Cliff De Young, John Finn Duración: 100 min. Distribuye en formato doméstico: Sony Público adecuado: +12 años (V)

Reseña Panorama
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.