Oscar 2022: El tío Oscar anda muy perdido

Oscar 2022 | El premio a la mejor película fue un despropósito anunciado. Es llamativo -pero no asombroso- el campañón mediático que le han montado en Hollywood a la peliculita, versión de una reciente cinta francesa. CODA se llevó el Oscar en una noche en la que uno siguió haciendo lo que lleva haciendo desde muchos meses atrás en realities, talks shows, eventos y cualquier lugar donde haya un fotógrafo, un cámara y un micro: acaparar la atención de cualquier manera, incluyendo tropecientas monsergas familiares que a nadie le interesan y que colocaba con ocasión y sin ella. Es penosa la ristra de cómicos que se dedican a insultar al personal en eventos que quieren ser un espectáculo a toda costa, cuando no dejan de ser una entrega de trofeos. Quizás con tanto afán competitivo quieren ganar el premio al presentador o entregador más zafio y desagradable, que insulta o ridiculiza a colegas que tiene enfrente. Otro tipo quiso ser el reyezuelo de la noche con una broma de mal gusto y un colega se puso a su nivel y le pegó de manera triste: lamentable y bochornoso. Todas las galas de premios son un tostón salvo para los galardonados, supongo. Fin.

De los premios, me parece que son una manifestación de que la Academia de Hollywood que los concede sigue una línea errática: encumbrar a una película coreana en coreano (excelente película pero es demencial premiarla en los Oscar) o hacer lo mismo con un remake (Infiltrados) de una muy buena película hongkonesa estrenada cuatro años antes para compensar a un Scorsese con películas infinitamente mejores antes y después, premiar a actores protagonistas de películas exquisitas por películas de saldo (Jessica Chastain es un nuevo ejemplo)… Son sus premios, de acuerdo, que hagan lo que quieran, pero no pueden pretender que escribamos que tienen lógica. Por otros motivos los Globos de Oro están como están.

Siempre hay campañas -legítimas y comprensibles- para hacer creer que una película es más y mejor de lo que es. Este año (otros también) ha sido llamativo que los premios interpretativos los han conseguido buenos actores por películas muy endebles (salvo Ariana DeBose en la estupenda West Side Story, que mire usted por donde es un remake muy fiel a la película de Wise y Robbins). El premio al guion adaptado para CODA es tan grotesco que mejor no imaginar qué les ha podido pasar a los académicos.

Razonables Oscar para la dirección de Jane Campion (su película no me convence) y el guion de Branagh (me convence bastante). Muchos y comprensibles galardones (6) para Dune, la primera entrega de una saga que dirige un gran director como Dennis Villeneuve. Lo de que Dune ha acumulado “premios técnicos” no deja de ser una simpleza por mucho que se repita y que sea un lugar común: la fotografía, el montaje, el sonido, la música, el diseño de producción, los efectos visuales son… el cine. Y supone un enorme reconocimiento para una película que para muchos es narrativamente hablando un tostonazo (soy uno de ellos) y para otros es –narrativamente hablando- hipnótica. Quizás por eso la duermes por tramos estupendamente, con sumo gozo y satisfacción. Un español ganó el premio al corto animado y el del largo fue para la disneysina Encanto. El año que viene, más.

⇒Lista completa de ganadores de los Oscar 2022

Suscríbete a la revista FilaSiete