Demolición: Hay salida

· Demolición | Frases brillantes, alguna subtrama interesante pero, sobre todo, mucho narcisismo de un director que se cree genial y diferente.

Enésima versión del trauma y recuperación de una persona, en este caso de Davis Mitchell (Jake Gyllenhaal, Nightcrawler), ejecutivo, tras la muerte de su mujer en accidente de coche. En el caso presente el guía que logrará sacarlo de su autismo es una mujer, Karen (Naomi Watts, St. Vincent), del departamento de atención al cliente de una empresa a la que había escrito unas absurdas pero conmovedores cartas, para quejarse de una máquina expendedora de chocolatinas.

Conviene decir que lo que puede ser una buena novela, como es el caso, al saltar a la gran pantalla se convierte en un «ladrillo» que solo la brillante actuación de Chris Cooper y Naomi Watts hacen soportable. Demolición cuenta con frases brillantes, alguna subtrama interesante pero, sobre todo, mucho narcisismo de un director que se cree genial y diferente.

Sinopsis

Davis Mitchell (Gyllenhaal) es un ejecutivo de gran éxito que sufre un problema emocional tras la repentina y trágica muerte de su mujer (Heather Lind) en un accidente de coche. Aunque su suegro (Chris Cooper) intenta que se recupere, sigue bloqueado y se dedica a desmontar compulsivamente toda clase de objetos.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Yves Bélanger
  • Montaje: Jay M. Glen
  • Duración: 100 min.
  • Público adecuado: +16 años (D)
  • Distribuidora: Flins y Piniculas
  • EE.UU. (Demolition), 2015
  • Estreno: 1.7.2016
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.