Bienvenido Míster Marshall

Bienvenido Míster Marshall
Bienvenido Míster Marshall

En los años 50 la llegada de la ayuda de EE.UU. a España revoluciona la vida del pueblo de Villar del Río, que como vemos en Bienvenido Míster Marshall prepara un apoteósico recibimiento.

De largo, la mejor película española, una genialidad de Berlanga que contó con la comicidad disparatada de Mihura y la vis satírica de Bardem para escribir una opera bufa, que no solo fue galardonada en Cannes sino que fue la triunfadora de los premios del Sindicato del Espectáculo de la España de Franco. Con un ingenio sin límites, Bienvenido Míster Marshall es paradójicamente un fruto de los límites de la censura, que Berlanga siempre ha confesado que sorteó sin especiales dificultades.

El rey de la función es una fuerza de la naturaleza de 67 años de nombre José Isbert (El verdugo), que interpreta al alcalde de un pueblo en el que todos quieren ser partícipes del momento en que los americanos lleguen en sus larguísimas limusinas. Con elementos claramente deudores del mejor neorrealismo italiano, pero impregnados de una salsa cinematográfica netamente española, la película tiene recursos del mejor cine del momento, como una soberbia narración en off de Fernando Rey (nada que envidiar al mejor cine norteamericano) o como ese magistral inserto onírico en el que se pone en solfa el «sueño americano».


Bienvenido Míster Marshall

País: España, 1953 Dirección: Luis García Berlanga Guion: L. García Berlanga, Juan Antonio Bardem, Miguel Mihura Fotografía: Manuel Berenguer Montaje: Pepita Orduna Música: Jesús García Leoz Intérpretes: José Isbert, Manolo Morán, Lolita Sevilla, Alberto Romea, Elvira Quintilla, Luis Pérez de León Distribuidora DVD: Columbia Duración: 85 min. Público adecuado: +12 años

Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor