Inicio Noticias Actualidad del Cine El origen de Tarzán

El origen de Tarzán


· La nue­va versión cinematográfica, que se estrena el próximo 22 de julio, promete ser una fusión de fidelidad a la novela y altas dosis de aventura, esta vez volviendo al Congo.

Allá por el año 1912, en la revista All Story Magazine de la mano de Edgar Rice Burroughs, nace un héroe bajo el formato pulp lla­mado Tarzán, que el 7 de enero de 1929 aparece en la prensa diaria en las tiras de Buck Rogers.

Aunque con el tiempo entre a formar parte de la can­tera de otros superhéroes, como Supermán o Bat­man, les separa un elemento de peso como es el he­cho de la mortalidad y la ausencia de poderes sobrenaturales, pero desarrollando una a una sus extraordinarias capacidades físicas e intelectuales, sin re­currir a ningún artilugio asombroso que le ayude a alcanzar su fin. Fundamentalmente, su vida se cen­tra en la lucha por la justicia y el bien común, ya que la intención de este tipo de personajes es, al fin y al cabo, salvar al mundo de malhechores y man­tener el equilibrio entre los humanos, lo cual, des­graciadamente, no es tarea fácil «visto lo visto».

origentarzan5En los anales literarios encontramos figuras de ori­gen similar. Recordemos que Roma fue fundada por Rómulo y Remo y estos fueron amamantados por una loba; por ello en Tarzán se encuentra la idea del mito del «buen salvaje», esbozado por autores como Tácito, en su libro sobre los pueblos de Ger­mania, o en nuestro caso, en el mito del salvaje del descubrimiento de América, como nos narraba Fray Bartolomé en su Brevísima relación de la destrucción de las Indias, en 1552, en la que defendía el concepto de pureza de los indígenas, alejados del «mun­danal ruido» de la civilización, y por ello libres de la contaminación y corrupción que impera en el ser humano.

También este tema que nos ocupa se retoma en las obras de los pensadores franceses como Rou­sseau en el siglo XVIII. De ahí daremos un salto has­ta 1894, donde Rudyard Kipling, en su obra El li­bro de la selva, expone la idea de un niño llamado Mo­wgli, criado por lobos, que adquiere la capacidad de comunicarse con algunos animales.

origentarzan2Por último, es en 1914 con la obra Tarzan of the Apes (Rice Burroughs) donde encontramos al perso­naje del cómic-book de superhéroes no aceptado por gran parte de la crítica por su carácter mor­tal.

Comencemos ahora con un breve recorrido por algunas de las versiones cinematográficas de nuestro per­sonaje, ya que hablar de todas haría este artícu­lo interminable y muchas de ellas son irrelevantes.

La primera versión que aparece en pantalla grande es Tarzan of the Apes (1918), perteneciente al cine mudo y bastante fiel al argumento de la novela de nombre homónimo, dando solo un pequeño gi­ro en torno al romance con Jane, con varias secuelas de las que no vamos a comentar nada en virtud de centrarnos en la siguiente versión.

En la de 1932, Tarzan the Ape Man, donde ya tomamos contacto con el engominado medallista olím­pi­co Johnny Weissmuller, se parte de elementos tan importantes anexos al personaje como la siem­pre fiel mona Cheeta, con la que compartió mul­titud de aventuras posteriores y amenizó las tar­des de sábado de los espectadores de mi generación.

origentarzan3La siguiente que comentaremos se remonta a 1981, y su particularidad reside en la controversia se­xual (importante dato el hecho de que Bo Derek for­mara parte del elenco de actores) y por ello, incluso, el filme fue demandado por la compañía que po­see los derechos de autor.

Vayamos directamente a una de las versiones más cé­lebres de todos los tiempos, Greystoke: The Legend of Tarzan, Lord of the Apes, en mi opinión bastante entretenida y con un halo de misterio que apar­ta a Tarzán de la selva y lo lleva a un mundo to­talmente desconocido para él, en el reencuentro con su familia. El papel de nuestro protagonista es­tá interpretado por Christopher Lambert, peculiarmente convincente, ya que consigue que el es­pectador se introduzca en la piel del personaje des­de el comienzo del filme.

origentarzan4En 1999 llega la primera versión animada, cómo no de la mano de Disney, galardonada con un Oscar a la mejor banda sonora original y retomando el argumento, mezclándolo al estilo de la factoría, don­de los malvados están presentes ante la bondad del protagonista y, esta vez, curiosamente, el antagonista recibe el nombre de Clayton, apellido original de Tarzán.

Damos un salto a 2013, hacia un Tarzán anacróni­co que fue un auténtico fracaso de taquilla y, llegando a nuestra época actual, aterrizamos con una nue­va versión cinematográfica que se estrena el próximo 22 de julio y promete ser una fusión de fidelidad a la novela y altas dosis de aventura, esta vez volviendo al Congo tras una vida aburguesada como Lord Greystoke. Por tanto se invierte el guion, lo cual supondrá un reto de cara a la crítica.

Ahora tendremos que esperar para visionar la película y poder determinar si era necesaria una nue­va versión o quizás hubiese sido mejor quedarnos con el recuerdo de algunas de las anteriores.

- Advertisement -

Las críticas más vistas

El artista anónimo (2018)

El artista anónimo

0
El artista anónimo: Cuando el cine asombra · Crítica El artista anónimo | Estreno 23 de octubre de 2020. · Con una portentosa interpretación de Heikki...
72%

72%