Inicio Críticas películas Una Navidad de locos

Una Navidad de locos


Una Navidad de locos: Navidades sin árbol

Los Krank se preparan para afrontar una Navidad sin la compañía de su única hija, Blair (Julie Gonzalo), que se encuentra en Perú trabajando en un destacamento de las Fuerzas de Paz. A Luther Krank (Tim Allen) se le ocurre olvidarse de las celebraciones navideñas para que éstas no le recuerden la ausencia de su primogénita y planea junto a su mujer, Nora (Jamie Lee Curtis), unas Navidades diferentes. Lo que no pensaron los Krank fue en la reacción que tendrían sus vecinos de Hemlock Street ante su decisión de «pasar» de la Navidad.

En el filme, no recomendado para menores de 13 años, se destaca el lado más comercial de la Navidad, y aunque apuestan por el «la familia es lo primero», demuestran que lo que realmente importa son las apariencias.

La calle en la que viven los Krank con sus convecinos ha ganado durante varios años el premio a la mejor decoración navideña del periódico local, por eso los vecinos no permiten que Nora y Luther intenten obviar de este modo la Navidad. Una llamada de Blair en el último momento hará girar 180º los planes de sus padres y agitará aún más a la histérica Nora.

John Grisham, conocido por sus novelas sobre procesos judiciales, hizo un alto en su trayectoria sobre lo contencioso para escribir Skipping Christmas, la novela que sirvió de base para el guión de Una Navidad de locos, cargada de gags cómicos muy previsibles que intentan amenizar los 90 minutos de un nuevo jalón en este género de la comedia navideña posmoderna, que transita entre lo gamberro y lo tierno, con profusión de aspavientos, nieve y patochadas.


Una Navidad de locos (Christmas with the Kranks)

País: EE.UU. Dirección: Joe Roth Guión: Chris Columbus (basada en la novela de John Grisham) Fotografía: Don Burgess Montaje: Nick Moore Música: John Debney Intérpretes: Tim Allen, Jamie Lee Curtis, Dan Aykroyd, Eric Per Sullivan Distribuidora: Columbia

- Advertisement -