En construcción: Flaherty entre andamios

«Lo que me interesa, ante todo, es que las películas que hago me representen. Me siento mejor si hago películas que me necesitan, porque si no, no las haría nadie». La cuarta película de José Luis Guerín (Barcelona, 1960) es otro peldaño de un cine que se resiste a la catalogación.

«En un emblemático barrio popular, amenazado por un plan de reforma, se emprende la construcción de un bloque de viviendas. Queríamos conocer la intimidad de una construcción, así que nos metimos ahí, cuando ese espacio era todavía un solar donde los chavales jugaban al fútbol. Sobre este terreno buscamos la forma de convivir, conocer y rodar -así, por este orden- que nos permitiera abordar tanto el anecdotario de la propia obra como el que ésta generaba a su alrededor, en esa cotidianidad quebrada por el estruendo de los derribos, entre sus vecinos, en el barrio (de hecho, la imagen del barrio se concretó en la del puñado de rostros que a nuestros ojos lo representaban). En este proceso, pronto advertimos que la mutación del paisaje urbano implicaba también una mutación en el paisaje humano, y que en este movimiento se podrían reconocer ciertos ecos del mundo. Sobre estos cimientos construirnos una película». Así describe Guerín la génesis de la película que le ha supuesto el Premio Nacional de Cinematografía, una mención especial del Jurado y el Fripresci en San Sebastián, y el premio al mejor director del CEC.

Si en Innisfree, esa sutil y conmovedora visita a Irlanda, supo bucear en la recíproca transferencia entre la realidad y la ficción, a propósito del mítico rodaje de El hombre tranquilo de John Ford, en su última película el director catalán se da la mano con Flaherty para reivindicar la convivencia previa para arrancar a la realidad un trozo de recorrido. 110 horas de material filmado han permitido montar estos excesivos 125 minutos, con los que Guerín quiere demostrar «que la vida real puede ser mucho más rica y compleja que los clichés que nos inventamos en la ficción».

Se nota -a veces demasiado, la verdad- que En construcción, rodada por Guerín desde 1998 a 2000 con sus alumnos de un master de Documentales de Creación impartido en la Pompeu Fabra, es una suerte mixta de aventura didáctica y de reto, como ya lo fue Tren de sombras. «La realidad nunca te decepciona si sabes mirarla», dice Guerín mientras reivindica la pausa y la sutileza en la contemplación, las que admira en el maestro Flaherty, que «para hacer sus películas exigía la convivencia con las personas que iban a ser filmadas. Esa es una actividad bellísima, y más en este despotismo del tiempo en el que vivimos. El tiempo de Flaherty no era más valioso que el del esquimal que tenía que rodar».

Ficha Técnica

  • Fotografía: Álex Gaultier
  • Producción:Antoni Camin
  • Intérpretes: Juana Rodríguez, Iván Guzmán, Juan López, Juan Manuel López, Santiago Segade
  • País: España
  • Estreno en España: 19 de octubre de 2001
Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor