Sabotage [2/10]

David Ayer (Sin tregua, Traininig Day, Dark Blue) lleva años repitiendo la misma película. Esta vez, se supera en la slasherización de su cine con una historia pobre, rutinaria y tópica.

- Anuncio -

  Dirección: David Ayer Guion: Skip Woods Fotografía: Bruce McCleery Montaje: Dody Dorn Música: David Sardy Intérpretes: Arnold Schwarzenegger, Sam Worthington, Terrence Howard, Olivia Williams, Max Martini, Mireille Enos, Josh Holloway Distribuidora: Inopia, VerCine. Público adecuado:  +18 años (V+XD)

USA, 2014. Estreno en España: 11.7.2014

Visto, requetevisto

Grupo de policías corruptos, forman un equipo de operaciones especiales de la DEA. Narcotraficantes. Torturas. Evisceraciones. Tiroteos, explosiones. Lenguaje burdelesco. Anabolizantes, orgías y cogorzas. Musculación repulsiva.

En el centro, gobernándolo todo, Schwarzenegger, con su aspecto de recauchutado al que acaban de estirar, con voz cavernosa que cada vez sale con más dificultad. Con un papel canalla con el que es muy difícil conectar, ni para bien ni para mal. El actor de 66 años, baja varios peldaños por la escalera de su cuesta abajo profesional, tan mal gestionada que uno se pregunta si no sabe o no puede elegir. Casi seguro será lo segundo.

A pesar del vistoso reparto, es comprensible que la película apenas superase los 10 millones de recaudación en USA (se estrenó el 28 de marzo). La historia de Ayer (Champaign, Illinois, 1968) es pobre, rutinaria y tópica. Igual que los conflictos, las tramas y los personajes. Lo de Olivia Williams da risa (pena, en realidad, porque es una buena actriz).

Veremos si la próxima película de Ayer, Fury (Corazones de acero, se llamará en España) supone una mejora. Ajolá.

Alberto Fijo

Alberto Fijo
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor