Adaptation. El ladrón de orquídeas: Autoestima para todos

Adaptation. El ladrón de orquídeas | Los que entraron al juego de Cómo ser John Malkovich tienen la oportunidad de jugar un nuevo partido de dobles con Jonze (Maryland, 1969) y Kaufman (Nueva York, 1958).

El fruto de la segunda colaboración del director y el guionista (que ha escrito Confesiones de una mente peligrosa, la primera película dirigida por Clooney) repite la opción por una historia de extravagante punto de vista, que mezcla continuamente la realidad y las fantasías mentales, saltando alternativamente de un lado al otro de la línea que las separa, hasta sumir al espectador en la perplejidad. El productor es Jonathan Demme (El silencio de los corderos) y hay cameos de algunos amiguetes como Curtis Hanson y John Cusack.

En este caso, se recrea el proceso de adaptación cinematográfica acometido por un guionista de éxito sobre una novela escrita por una periodista de The New Yorker (Meryl Streep). El guionista no es otro que el propio Kaufman (bien interpretado por un desdoblado Nicolas Cage), se organiza una terapia para encontrar el sentido de su desdichada vida, asediada por los complejos. Kaufman se inventa un hermano gemelo para entablar una pelea emocional con la novela que tiene que convertir en guión.

A medida que avanza, el guionista fantasea con las vidas cruzadas de la autora y el protagonista del relato, El ladrón de orquídeas, un tipo excéntrico que interpreta con solvencia Chris Cooper, memorable protagonista de Lone Star, que ha ganado el Oscar al actor de reparto.

La estancia del atribulado guionista en un seminario sobre narrativa cinematográfica dirigido por un gurú de la cosa (gran Brian Cox) será decisiva.

Este quebradero de cabeza está resuelto de modo más convencional que en la película sobre el cerebro de Malkovich. El viaje existencial propuesto (turbio, sexofonista, rayista y tristón) está ciertamente empedrado de narcisismo, autocomplacencia y pedantería, que el hábil Jonze (casado con Sofia Coppola y por tanto cousin in law de Cage) siempre podrá achacar a lo artificioso de algunos sectores de la cultura mas snob.

La verdad, tanta pirueta para encajar cada adoquín en su sitio resulta bastante cansina y todo para llegar a un final con mensaje («lo importante no es quién te quiere, sino a quién quieres», manido mantra new age) que permita que el espectador certifique con un comentario desganadamente obligado que ha establecido una relación satisfactoriamente empática con la modernez de los padres de la criatura.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Lance Acord
  • Montaje: Eric Zumbrunnen
  • Duración: 114 min.
  • Público adecuado: +18 años  (XD)
  • Distribuidora: Lauren
  • Adaptation. USA, 2002.
  • Estreno en España:  21 Marzo 2003
Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor