Crescendo: Una orquesta como solución

· Crítica Crescendo | Estreno 16 de octubre de 2020.

· El guion de Crescendo es disperso, quizás por estar escrito a cuatro manos y querer lanzar demasiados mensajes, cada uno pegado en un personaje.

Un director de orquesta alemán, experimentado y prestigioso, recibe la oferta de seleccionar a jóvenes músicos israelíes y palestinos para que preparen juntos un concierto que financia una fundación alemana.

No es la primera vez que se hace una película que pretende mostrar la penosa situación que viven los palestinos y los israelíes, con enorme dificultad de entendimiento y de convivencia. La premisa que maneja el israelí Zahavi no es especialmente original pero es inicialmente prometedora y loable.

El guion es disperso, quizás por estar escrito a cuatro manos y querer lanzar demasiados mensajes, cada uno pegado en un personaje: el cine no está pensado para lanzar mensajes sino para contar historias. Y las historias de Crescendo no están bien escritas, ni bien relacionadas. Falla la partitura, un dibujo estridente de personajes estereotipados. La historia se desafina una y otra vez porque los conflictos están trazados con escuadra y cartabón. El director es veterano (tiene 61 años) y la explicación del esquematismo de la película podría ser que esté pensando en un público adolescente no demasiado exigente.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Gero Steffen
  • Montaje: Fritz Busse
  • Música: Martin Stock
  • Duración: 102 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Adso
  • Alemania, 2019
  • Estreno: 16.10.2020
Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor