La carretera (The Road): Inexplicable ausencia en los Globos y los Oscar

En plena fiebre por la proximidad de la celebración de los Oscar, surgen producciones que -sin ser precisamente pequeñas- parecen haber incurrido en el olvido absoluto de los excelsos seleccionadores de los premios de la Academia de Hollywood. Injusto e inexplicable es el caso de La carretera (The Road). Cuarto largometraje del director australiano John Hillcoat, inspirado en la novela homónima de Cormac MacCarthy -ampliamente conocido por No es país para viejos-, esta soberbia adaptación nos adentra en un mundo apocalíptico, abrupto y cruel.

A través del periplo de un hombre y su hijo, La carretera (The Road) no sólo presenta un universo marcado por la desazón sino que se interroga sobre la esencia del alma humana, sobre la corrupción y el sentimiento de  culpa. En un curso sinfín, Hillcoat muestra el hombre que se levanta, despierta al chico e inicia un camino interminable marcado por el hambre, el polvo, el frío y la tristeza. Su virtuosismo estriba en hacer de una rutina insoportable una narración cíclica y a la par acechante, austera y llena de matices.

- Anuncio -

En una línea que opta por la ciencia-ficción teñida de realismo cotidiano -en la estela de filmes como Hijos de los hombres-, La carretera (The Road) se centra exclusivamente en la vertiente humana de la tragedia. Poco importa el origen del incidente, su magnitud y su desarrollo; lo estrictamente fundamental es cómo se plantea la supervivencia desde diferentes puntos de vista: el suicidio, el canibalismo, el pillaje…

Orquestada a partir de una aparente sencillez, la película se sustenta en tres pilares fundamentales: los intérpretes, la fotografía y la repetición de elementos recurrentes. Con un vibrante Viggo Mortensen a la cabeza del reparto, acompañado del prometedor joven actor Kodi Smit-McPhee, el reparto se culmina con la presencia de Charlize Theron, Robert Duvall o Guy Pearce, quienes dan vida a una serie de personajes secundarios a los que se ha dotado de una mayor presencia en la adaptación cinematográfica, con el fin de dar más solvencia al cuidado guión de Joe Penhall (El intruso). Por su parte, Javier Aguirresarobe -responsable de producciones como Mar adentro, Hable con ella o Vicky Cristina Barcelona– dota de una belleza inusual a los pasajes desolados, a los lugares inmundos y a los míseros personajes. Por último, Hillcoat recurre a los símbolos para crear la atmósfera apropiada. De este modo, la ceniza, los carritos y las breves notas de piano que se van repitiendo aluden a una serie de recuerdos, sensaciones y desazones trasmitidas de forma no verbal.

Descorazonadora, intimista y brutal, La carretera (The Road) es una película de gran belleza, devastadora en sus planteamientos morales y minuciosa en su descripción del ser humano; sin ningún tipo de reconocimiento en los Globos de Oro ni en los Oscar, sólo cabe esperar que el público sepa apreciar lo que a otros se les ha escapado de forma flagrante.

▲ La recreación del mundo apocalíptico.

▼ La secuencia final.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Javier Aguirresarobe
  • Montaje: Jon Gregory
  • Música: Nick Cave, Warren Ellis
  • Duración: 113 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Universal
  • EE.UU. (The Road), 2009
  • Estreno: 5.2.2010
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete