Mi vida sin mí

La vida a veces es tan breve…

Ann, 23 años, casada y residente en Vancouver, tiene dos hijas y un marido en stand by laboral y vital. Y un padre encarcelado desde hace 10 años. Y una madre confitera y amargada que les presta un trozo de jardín para vivir en una caravana. Ann trabaja en la universidad (como limpiadora), mientras su marido transita entre el paro y trabajos ocasionales. Una consulta médica enciende -a toda potencia- la batidora emocional.

Isabel Coixet (Barcelona, 1962), después de licenciarse en Historia contemporánea con una tesina sobre el cine norteamericano de los años 70, provocó un saludable terremoto en el estancado panorama cinematográfico español de mediados de los 90 con Cosas que nunca te dije, una inteligente e intimista historia sobre náufragos y soledades urbanas, también rodada en inglés y fuera de España. Luego vino un bello y decadente drama rural titulado A los que aman.

- Anuncio -

Mi vida sin mí, que produce El Deseo (Pedro Almodóvar), insiste en el melodrama intimista, de pocos personajes bastante golpeados por una vida que hace difícil el romanticismo. Aunque Coixet cargue las tintas y lleve las cosas hasta las puertas del exceso victoriano, hay una enorme diferencia entre sus historias y las de otros directores españoles. Coixet es una magnífica narradora, capaz de conferir dignidad a las relaciones humanas que aborda, aplastadas por un existencialismo muy bonito de ver pero que debe ser terrible para ponérselo a diario. Sarah Polley está soberbia yLeonor Watling compone en pocos trazos un sólido personaje. Hay mucho talento en las secuencias de la lavandería y la cafetería, que engrandecen una película distinta, bella y deprimente, que se aventura por calles casi vacías de un mundo podrido de banalidad. Coixet habla con sensibilidad de amor, de maternidad, de fidelidad conyugal, de adulterio, del equilibrio vital que proporciona tener un padre y una madre, de cosas que importan y se agigantan cuando la muerte pisa el huerto. Dos pistas muy útiles, antes de terminar: la Coixet es fan declarada de Won-Kar-Wai (In the mood for love) y ejerce como directora de publicidad de altos vuelos.

Dirección y guión: Isabel Coixet Fotografía:Jean-Claude Larrieu Montaje: Lisa Robison Música: Alfonso Vilallonga Intérpretes: Sarah Polley, Amanda Plumier, Scott Speedman, Leonor Watling, Deborah Harry, María de Medeiros,Mark Ruffalo Distribuidora: Warner Sogefilm. España 7 de marzo de 2003

Alberto Fijo
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor