Estuvimos con… Eduardo Rodríguez Merchán

Festival de Cine Iberoamericano de Huelva 2001
Festival de Cine Iberoamericano de Huelva 2001

Eduardo Rodríguez Merchán, Director del Diccionario de Cine Iberoamericano

«La idea es usar este material como una plataforma de au­toridad en internet que se vaya actualizan­do, pero con rigor académico»

Eduardo Rodríguez Merchán es el Director del Diccio­nario de Cine Iberoamericano (SGAE). Catedrá­ti­co de Comunicación Audiovisual, Historia de la Fo­to­grafía e Historia del Cine Español en la Uni­versidad Com­plutense, ha ejercido como periodista, crítico, ase­sor de guiones y jefe de prensa de festivales de ci­ne. Es el director de un ambicioso proyecto que ya ha da­do sus primeros frutos: los cuatro primeros volúmenes de un gran Diccionario.

Han sido 10 años de trabajo, ¿cómo surge la idea?

Eduardo Rodríguez Merchán/ La So­cie­dad General de Autores acababa de hacer el gran Diccionario de la Música Española e Ibe­roamericana, con Emilio Casares. A raíz de esto, se plantean que sería interesante ha­cer algo parecido con el cine. Se lo encar­gan también a Emilio Casares, pero como no sabe de cine decide buscar a alguien que le haga un proyecto. Transcurre cerca de un año sin conseguir a nadie que se lo haga. Un día me lo pide a mí y les gusta mi propuesta. Entonces se conforma un equipo. Lla­mé a Carlos Heredero y arrancamos.

El proceso habrá sido laborioso…

E. R. M./ Lo primero fue preparar una car­tografía, un mapa de acción. A partir de ahí se buscan los equipos asesores para ayu­darnos en determinados periodos; se bus­ca un director para Iberoamérica y otro pa­ra Portugal. Luego se hace un listado de vo­ces: biográficos, temáticos y de películas, y a partir de ahí se contacta con los colabo­radores, hasta 400. Siempre con el criterio de contar con los máximos especialistas pa­ra las grandes voces: catedráticos, historia­dores… Para las voces pequeñas, sin embar­go, hemos contado con colaboradores más jóvenes que estén trabajando en tesis, por ejemplo.

¿Cuántos tomos serán?

E. R. M./ En mayo hemos presentado cua­tro. Son dos obras en realidad. Una obra de ocho tomos, con voces biográficas y temá­ticas. Y otra obra de 2 tomos, sobre pelí­culas. La primera parte es más rigurosa y aca­démica; la segunda parte más divulgativa y subjetiva, porque cuenta con fichas de películas y también con comentarios. En la pri­mera parte los comentarios o valoraciones son mínimos.

En los primeros ocho tomos aparecen voces sobre directores, aunque hayan hecho só­lo una película, hasta el año 2008; una am­plísima selección de guionistas y músicos, son los que sostienen la SGAE; una mues­tra pequeña -inevitablemente- de acto­res y actrices, porque hay cientos. Y también una pequeña muestra de técnicos. Ade­más, hay historiadores, críticos… Y voces temáticas: países, autonomías, géneros… Salen Franco, como guionista, y la españolada, como género… (risas).

En verano saldrán los otros cuatro. Y en oto­ño los dos restantes.

¿Con ganas de seguir trabajando en es­ta línea?

E. R. M./ ¡Muchísimas! Ahora se pueden ha­cer muchas cosas. Por ejemplo, diccionarios parciales: diccionario de guionistas, de mu­jeres en el cine iberoamericano, de músi­cos… porque en realidad ya está hecho. De aquí puede salir mucho material. Y ya no hace falta pedir permiso a los autores, por­que ya se tiene.

Eduardo Rodríguez Merchán: Director del Diccionario de Cine Iberoamericano
Eduardo Rodríguez Merchán: Director del Diccionario de Cine Iberoamericano

Y luego, en tres años o así, cuando se ha­ya vendido a las bibliotecas de todo el mundo, será la base de futuros proyectos electró­nicos. Es la primera escalera de futuras in­vestigaciones. Como todas las obras de es­te tipo, ya sale a la luz desactualizada en dos o tres años. No pretende ser una obra ac­tual sino una obra histórica. La idea es usar este material como una plataforma de au­toridad en internet que se vaya actualizan­do, pero con rigor académico, con la SGAE detrás.

¿Por qué Iberoamérica y Portugal?

E. R. M./ Porque la SGAE tiene muchos in­tereses en Iberoamérica. Y se ha introduci­do Portugal porque no hay un concepto Amé­rica española. En cambio, sí hay un con­cepto político -geográfico- cultural que es Iberoamérica. Y se ha defendido este con­cepto políticamente como comunidad cultural de intereses. Otra razón es que hay  in­tereses comerciales: a la SGAE le interesa Bra­sil, por ejemplo.

A nivel personal…

E. R. M./ Estoy agotado pero me ha hecho mucha ilusión, porque trabajas en lo tu­yo, con tu gente… y te lo pagan… (risas). Eres el jefe del cine español durante un montón de tiempo… y encima luego que­da bien, sale una obra preciosa. ¡Es un ca­ramelo maravilloso! ¿Volver a empezar? Pues a lo mejor no, pero eso como todo en la vida.

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete