Burden: El Ku Klux Klan en 1994

· Crítica de Burden | Disponible en Movistar+.
· La historia es poderosa y tiene muchas similitudes con otras anteriores, cosa muy lógica por otra parte.

Un antiguo cine en Laurens, un pueblo de Carolina del Sur. Van a a reabrir el local, cerrado desde hace años, para convertirlo en una tienda con merchandising del Ku Klux Klan y de la iconografía de la Confederación. Estamos en 1994 y la cosa se presenta así de brutal, en un país grande y complejo, capaz de lo mejor y de lo peor, en el que siguen ocurriendo cosas difíciles de entender. Especialmente cuando lo que se cuenta en la película es sustancialmente una historia real. Aunque como cualquier película dramatiza esa realidad y la modula.

Burden es un tipo que malvive en una empresa que presta electrodomésticos a familias con pocos recursos. Ha estado en el ejército como muchos sureños pobres, se acerca a los 30 y está soltero. El negocio lo regenta su padre (Tom Wilkinson es un actor muy apropiado y hace un buen trabajo).

Una mujer que trabaja como cajera con un hijo y un marido haragán se cruza en la vida de Burden. Un pastor evangélico se niega a mirar para otro lado ante esa tienda-museo de los horrores que pretende ser un grito de rebeldía.

La historia es poderosa y tiene muchas similitudes con otras anteriores, cosa muy lógica por otra parte: las personas cambian al contacto con otras personas. Eso estaba en La ley del silencio de Kazan y en miles de películas vertebradas sobre un viaje de redención del odio al amor, de la guerra a la paz.

Se nota que Heckler es un realizador debutante porque no termina de medir los tiempos en la evolución de los personajes y tiende a la saturación atmosférica, es decir, a la acumulación de detonantes. Hay demasiada densidad en su propuesta y la caracterización de los personajes se tensa excesiva e innecesariamente.

A pesar de esos defectos, la película funciona y se ve bien. Se estrenó en Sundance en 2018 y allí fue la favorita del público, que le otorgó ese premio.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Jeremy Rouse
  • Montaje: Saar Klein, Julie Monroe
  • Música: Dickon Hinchliffe
  • Duración: 128 min.
  • Público adecuado: +16 años (VD)
  • Distribuidora: Movistar+
  • EE.UU., 2018
  • Estreno: 1.5.2021
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor