La danza de la realidad: Surrealismo de despacho

La danza de la realidad no es más que una caricatura felliniana, un hueco ejercicio de narcisismo.

El polifacético artista chileno Jodorowsky se autohomenajea en esta reconstrucción fantástica de su propia infancia. Excesiva y  delirante, esta película tiene su peor defecto en los pedantes parlamentos del propio cineasta, literarios hasta el ridículo.

- Anuncio -

Un ejercicio de narcisismo aplaudido por las élites festivaleras, que quiere imitar a toda costa al Fellini de Amarcord, pero que se queda en una triste caricatura. Surrealismo de despacho con no pocos momentos de trasnochado mal gusto.

Sinopsis

Con ese peculiar estilo que lo ha llevado a ser sin duda una de las figuras más representativas del cine fantástico, Alejandro Jodorowsky lleva a la gran pantalla un conjunto de recuerdos de su más tierna infancia en la pequeña localidad de Tocopilla, en Chile, donde pese a las continuas presiones de su riguroso padre, un comunista recalcitrante, y la abnegación de una madre tierna y entregada pero débil, tuvo que abrirse camino en medio de una sociedad que no siempre entendió sus orígenes. A través de este filme, en el que actúan tres de sus hijos, Jodorowsky intenta reconciliarse con su pasado.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Jean-Marie Dreujou
  • Montaje: Maryline Monthieux
  • Música: Adan Jodorowsky
  • Duración: 130 min.
  • Distribuidora: Karma
  • Público adecuado: +18 años (XD)
  • Estreno en España: 26.9.2014

Chile, Francia. 2013

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete