La última fortaleza

El veterano Redford se embarca en un producto de serie, artificioso y poco creíble

La última fortaleza
La última fortaleza

La última fortaleza: Prisión militar

El castillo es el último escalón en la brillante carrera del general de tres estrellas Irwin (Robert Redford). Objeto de un consejo de guerra y desposeído de su rango, Irwin ha sido condenado a una prisión militar de máxima seguridad que dirige con oficio y mano de hierro el coronel Winter (James Gandolfini).

Del respeto a la enemistad

El coronel respeta y admira a un general que ya es leyenda, pero pronto su respeto se torna en resentimiento y luego en abierta hostilidad debido a que Irwin se enfrenta continuamente a la autoridad del alcaide. Decidido a doblegarle al precio que sea necesario, las tácticas de Winter sólo sirven para alimentar la rebeldía del ex-general. Los demás prisioneros, galvanizados, se agrupan con Irwin apoyándole en su nueva misión: tomar el control de la prisión y despojar a Winter del mando. A los presos del castillo les han dicho que ya no son soldados…, pero van a demostrar que todavía saben entrar en combate.

El tema del militarismo

El veterano Redford se embarca en un producto de serie, artificioso y poco creíble, en boga por la demanda de militarismo que parece querer satisfacer la industria del cine norteamericano (¿o es al revés?). Dirige la película Rod Lurie (Candidata al poder), que antes de dedicarse al cine fue crítico y antes militar de carrera, con título expedido por la mismísima Academia de West Point. El guión lo coescribe Graham Yost (Speed, Misión a Marte, Band of brothers).

Con 60 millones de dólares de presupuesto, el rodaje se sitúa en la penitenciaría de Tennessee, y la música es de Jerry Goldsmith.

Redford junto a dos actores emergentes

La película permite el lucimiento (y el enriquecimiento) de un maquinal Redford y de los emergentes Gandolfini y Ruffalo, que entre mamporro y mamporro intentan hacer llegar al espectador raciones de esa filosofía de camilla yanky que consigue que el universitario europeo medio se ponga al borde del colapso e invoque confinamiento inmediato para los fautores de la cinta. Coproduce Spielberg (Dreamworks).


La última fortaleza (2002)

País: EE. UU. Director: Rod Lurie Guión: David Scarpa, Graham Yost Director de fotografía: Shelly Johnson Música: Jerry Goldsmith Intérpretes: Robert Redford, James Gandolfini, Mark Ruffalo, Steve Burton