X-Men orígenes: Lobezno | Spin-off para un hambriento Hugh Jackman

X-Men orígenes: Lobezno cuenta la historia de Logan desde su nacimiento hasta que, convertido en una temible máquina de matar, con garras re­tráctiles y una extraordinaria capacidad de recuperarse de las heridas, pierde la memoria.

El argumento se reparte principalmente entre Lobezno, Víctor (Liev Schreiber) y William Stryker (Danny Huston). La historia acaba donde empieza el primer episodio de la saga X-Men.

Las aventuras de Lobezno se mezclan con las de otros mutantes, amigos unos, enemigos otros, conocidos unos, desconocidos la mayoría. La historia tiene diversos grados de complejidad, según el nivel de iniciación del espectador al universo mutante de la casa Marvel. Al no iniciado, aquel que se ha limitado a alguna de las películas anteriores, le interesará el enfrentamiento con el malvado coronel Stry­ker, el programa Arma X y su evasión de las instalaciones militares, mientras que le resultará curioso el amplio apartado dedicado a Víctor (el mutante Dientes de Sa­ble), muy importante para los lectores de cómics.

Para todos se trata de un espectáculo de calidad, con un ritmo frenético suavizado por un interludio romántico rodado en los espectaculares exteriores de Nueva Zelanda. No hay más que reparar en la presencia del gran McAlpine (Moulin Rou­ge) como director de fotografía y la música de un grande, Harry Gregson-Williams. El guión lo coescribe Benioff (La hora 25, Troya, Cometas en el cielo). La producción es compleja, los efectos especiales son extraordinarios, el reparto está a la altura de una superproducción, y las estrellas principales, Hugh Jackman, Liev Schrei­ber y Danny Huston, aportan profundidad a unos personajes que hace años dejaron de ser dibujos planos para pasar a convertirse en protagonistas de novelas negras; cameos y secundarios de lujo aparecen por docenas.

Llama la atención que el director elegido haya sido el sudafricano Gavin Hood (Tsotsi, Expediente Anwar), que había declarado su desinterés por esta historia, cuando había numerosos entusiastas dispuestos a asumir la dirección.

La película hará las delicias de los lectores de cómics e invitará a muchos a leer, al menos, el número recientemente reeditado de Lobezno: el origen.

Ficha Técnica

  • País: Australia/EE.UU./Nueva Zelanda (X-Men Origins: Wolverine, 2009)
  • Fotografía: Donald McAlpine
  • Montaje: Nicolas de Toth, Megan Gill
  • Música: Harry Gregson-Williams
  • Público adecuado: 120 m. Jóvenes
  • Distribuidora: Fox
  • Estreno: 30.04.2009
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.