Blackwood: Terror, misterios y fantasmas

· En Blackwood Rodrigo Cortés (Enterrado) hace todo lo que puede por dar un poco de vida a una historia que en su forma de novela ya suena a déjà vu.

Kit Gordy es una adolescente con problemas; su padre falleció cuando ella era pequeña y desde entonces no se entiende con su madre, ni con su padrastro, ni tiene amigas. Finalmente acaba en Blackwood, internado para jóvenes desastres. Blackwood es un viejo caserón construido en medio de la nada, dirigido por madame Durat, que impone una rígida disciplina y una original pedagogía para que unas jóvenes no menos originales descubran el talento que ella está segura que poseen.

Rodrigo Cortés (Enterrado) hace todo lo que puede por dar un poco de vida a una historia que en su forma de novela ya suena a déjà vu, terror para jóvenes con caserón, misterio, fantasma, y un romance adolescente. Con esos materiales hace falta estar muy motivado o ser genial para hacer algo bueno. Hay que reconocer que la realización es correcta, la ambientación es sugerente, pero le falta gancho, explorar las ideas originales que ofrece la historia o la presencia de Uma Thurman, cuyo personaje es plano y aporta poco.

Aunque en algunos momentos deja ver un potencial, en general resulta una película plana, que no ha explotado sus posibilidades.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Jarin Blaschke
  • Montaje: Deborah Aquila, Tricia Wood
  • Música: Víctor Reyes
  • Duración: 96 min.
  • Público adecuado: +14 años (V+)
  • Distribuidora: eOne
  • EE.UU. / España (The Blackwood / Down a Dark Hall), 2018
  • Estreno: 03.8.2018
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.