Claroscuro: Silencio, elegancia y pasiones contenidas que no cierran la puerta

· Crítica de Claroscuro | Estreno 10 de noviembre de 2021 en Netflix.
· El ritmo pausado de la narración, las suaves melodías y los largos silencios se convierten en una pesada atmósfera que empapa de melancolía e inquietudes insatisfechas.

Nueva York, años 20. Pasos delicados, un calor agobiante, una mujer que busca pasar desapercibida tras su sombrero y su pose distinguida. Imágenes en blanco y negro, suaves melodías de jazz, pantalla en 1.33: 1. La delicadeza y la suavidad se combinan en este drama que genera tensión a fuerza de parsimonia.

- Anuncio -

La actriz Rebecca Hall (Vicky Cristina Barcelona, El truco final) dirige su primera película adaptando Passing, una novela publicada en 1929 por Nella Larsen. Mientras que lo formal hace justicia al título traducido al español, el juego de apariencias presente en el título original se convierte en el motor de esta obra que explora las tensiones internas derivadas de la cuestión racial. El término passing hace referencia al hecho de que personas de color se hagan pasar por blancas para lograr ciertas oportunidades vedadas. Irene, una mujer mulata, hace pasarse por blanca para comprar regalos para sus hijos en un barrio acomodado de Nueva York. Incómoda y tratando de pasar desapercibida, se encuentra con Clare, una vieja amiga que vive como blanca, ocultándole su verdadero origen racial mixto incluso a su adinerado y racista marido.

Clare irrumpe en la vida de Irene con una extraña fuerza de atracción y con una gran dosis de ambigüedad. El espectador observa siempre los hechos desde el punto de vista de Irene y se sume en las mismas dudas de la protagonista. La película, rodada en blanco y negro, enfatiza esas luces y sombras, y se pasea entre distintos tonos de gris también en el guion. El encuentro y relación de las protagonistas parece destapar toda una reata de preguntas en Irene a las que no sabe dar respuesta. Tampoco la directora quiere dar respuestas y tira de una narración siempre ambigua que llega a un final abrupto y helador que no cierra la puerta.

El ritmo pausado de la narración, las suaves melodías y los largos silencios se convierten en una pesada atmósfera que empapa de melancolía e inquietudes insatisfechas. Al igual que Clare, la película también engatusa con encanto y elegancia, dejando esa misma extrañeza y misterio. Claroscuro juega a las apariencias, al juego de la belleza de los años 20 y a la densidad del drama racial. Superado el primer obstáculo de aceptar que Thompson pueda pasar por blanca y si olvidamos a Negga como encarnación de la raza en Loving (2016), entramos en el mundo de los grises. La belleza es innegable (acierto en el vestuario y el diseño de producción y un gran trabajo del director de fotografía español Eduard Grau), pero la obra se desliza hacia un preciosismo que deja cierta sensación de vacío y confusión.

⇒ Las mejores películas de 2021

Ficha Técnica

  • Fotografía: Eduard Grau
  • Montaje: Sabine Hoffman
  • Música: Devonté Hynes
  • Diseño de producción: Nora Mendis
  • Vestuario: Marci Rodgers
  • Duración: 98 min.
  • Público adecuado: +12 años
  • Distribuidora: Netflix
  • EE.UU. (Passing), 2021
  • Estreno: 10.11.2021
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete