Libertad: Bandoleros

Enrique Urbizu (Bilbao, 1962) dirige una serie de cinco capítulos que se ha presentado también como película. Libertad cuenta una historia de bandoleros en la España de comienzos del siglo XIX, poco antes de la invasión napoleónica. Y esa historia responde a una realidad que marcó la vida española en los caminos de un país donde es fácil arriscarse.

La Llanera es una bandolera que sale de prisión tras 17 años. Le acompaña su hijo, del que llegó embarazada. El padre es El Lagartijo, el más buscado de los delincuentes. La puesta en libertad de La Llanera, Lucía de nombre, podría sacar al Lagartijo de su inaccesible escondrijo serrano y, por eso, todos la siguen, incluyendo un escritor británico de madre española, que quiere escribir la historia de la mujer, y un bandolero llamado Aceituno.

Gaztambide y Barros, guionistas habituales de Urbizu -trabajaron con él en Gigantes, su primera serie para Movistar+- meten las piezas en el tablero para armar una partida en la que el protagonismo se reparte entre unos y otros. Perseguidores y perseguidos.

Lo que, inicialmente en el planteamiento, puede resultar atractivo, se revela muy pronto como discontinuo, superficial y arrítmico. Los personajes son caricaturas apresuradas, no tienen fondo ni trasfondo. Las ideas, en forma de motivaciones que pretenden dar originalidad al relato, nacen vistosas pero se malogran pronto. No hay manera de saber cómo y por qué actúan los protagonistas y cuando se intenta hay que recurrir a motivaciones verdaderamente risibles (esa cabeza en salmuera…).

El montaje es malo, con evidentes problemas de ritmo. Me refiero a la serie. La película dice Urbizu (No habrá paz para los malvados, La caja 507) que la extrajo del material rodado para la serie. No la he visto. A la serie de cinco episodios le sobra metraje, mucho. La generación de conflictos artificiales (lo de la hija rebelde del señorito es ridículo, como lo es el propio señorito que le cae a Casablanc) no ayuda, porque impide que los personajes se perfilen y sus arcos resulten interesantes.

Urbizu rueda bien y el diseño de producción funciona y es atractivo, especialmente en las secuencias a campo abierto. Los guiños al western y varias subtramas incoadas a modo de pancartas artificiales perjudican el conjunto, que se cierra con portazo, a la manera fordiana: quizás para propiciar una continuación, quizás porque no se encontraba otra manera mejor de acabar.

Ficha Técnica

  • País: España, 2021
  • Dirección: Enrique Urbizu
  • Fotografía: Unax Mendía
  • Música: Mario de Benito
  • Duración: 1 temporada (5 capítulos de 50 minutos)
  • Emisión en España: Movistar+
  • Público adecuado: +16 años (V)
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año