El motorista fantasma, el héroe del cómic debuta en la gran pantalla

De Marvel Comics, de los creadores de Spider-Man, Los Cuatro Fantásticos y X-Men, llega un nuevo héroe... Ghost Rider

El motorista fantasma (2007)
El motorista fantasma (2007)

El motorista fantasma, el héroe del cómic debuta en la gran pantalla

Hace mucho tiempo, la superestrella de las acrobacias en moto, Johnny Blaze (Nicolas Cage) hizo un trato con el diablo para proteger a los que más quería: su padre y su novia de la juventud, Roxanne (Eva Mendes). Ahora, el diablo ha venido a cobrar su deuda. De día, Johnny es un motero acróbata temerario… pero de noche, en presencia del diablo, se convierte en Ghost Rider (El motorista fantasma), un cazarecompensas de demonios deshonestos. Obligado a hacer la voluntad del diablo, Johnny está decidido a enfrentarse a su destino y utilizar su maldición y sus poderes para defender al inocente.

«Creo que Ghost Rider es una de las mitologías más únicas en el universo del cómic», dice Nicolas Cage, que da vida al personaje clásico de los cómics de Marvel en El motorista fantasma, de Columbia Pictures. «Es un personaje complicado que toma la decisión de vender su alma al diablo, pero lo hace por amor, no por codicia ni por ambición personal. Para mí, éste es un material muy rico con el que jugar. Este tipo de aspecto aterrador es en realidad un héroe».

Para el director Mark Steven Johnson, que previamente escribió y dirigió la adaptación de éxito del cómic Daredevil, llevar Ghost rider a la gran pantalla fue la culminación de un amor de toda la vida por el personaje. «He sido un gran fan de los cómics desde que estaba en tercero», dice Johnson. «Compraba cómics todas las semanas: Daredevil, Spider-Man, X-Men, todos. Ghost Rider era uno de los personajes visualmente más interesantes y, en mi opinión, el más chulo».

Con este material tan visualmente sorprendente, Johnson estaba decidido a hacer una película creativa y con estilo que le hiciera justicia. «El aspecto de El motorista fantasma era increíble, lo convierte en uno de los personajes más memorables del universo Marvel y no puede ser mejorado», dice. «Era nuestro trabajo darle vida. Nuestro diseñador de producción, Kirk Petruccelli, y el supervisor de efectos visuales, Kevin Mack, estaban preparados para el desafío, y han creado un mundo con estilo distinto al de cualquier película que he visto nunca». El resultado es una película que representa la culminación de la búsqueda del equipo perfecto para adaptar el cómic. «Hemos intentado llevar Ghost Rider a la pantalla durante mucho tiempo», dice el productor y ex CEO de Marvel, Avi Arad. «Sólo intentamos captar el tono adecuado, el guión adecuado».

Tras la cámara, uno de los primeros a bordo fue el productor Michael De Luca, que también es un ardiente fan de los cómics. «Cuando un escritor y director como Mark está en el control creativo de la visión de la película, es una ventaja en todos los sentidos», dice De Luca, «a Mark le encantan los cómics, es la persona perfecta para dar el salto de la página impresa en dos dimensiones a la película en tres dimensiones. Creo que el personaje siempre le ha intrigado porque es muy visual, el Ghost Rider es una imagen fascinante».

Además de la estética, los cineastas también estaban atraídos por la posibilidad de presentar un tipo de héroe de cómic distinto en la pantalla -uno cuya apariencia diabólica oculte sus buenas intenciones y su personalidad única. Según Johnson, Nicolas Cage era el único actor que podía conseguir un personaje tan polifacético. «Creo que los mejores thrillers y las mejores películas de terror están llenas de humor», dice el escritor y director. «Necesitas liberar tensión. Tener a Nicolas Cage realmente cimentó esto, porque es muy divertido. Tomó el personaje de Johnny Blaze y lo hizo mucho más divertido». De Luca añade: «En su búsqueda para hacer real el personaje, Nic reconoce lo extravagante que es su situación: ‘Hice un trato con el diablo y ahora soy un esqueleto llameante sobre una moto’. No puedes evitar descubrir el humor».  «Una vez que Nic estuvo en el papel, el humor llegó orgánicamente», dice el productor Gary Foster. «Mientras Nic lo interpreta, tiene un gran sentido del humor, que funciona bien, porque a pesar de la vida dura de Johnny, todavía tiene la luz en el corazón de un adolescente».

Johnson pasó aproximadamente un año trabajando en el guión de Ghost Rider, que dibuja su personaje y el argumento desde múltiples versiones de la serie de cómic. La franquicia del cómic de El motorista fantasma empezó en los 40 como una serie basada en el Oeste sobre un jinete pistolero; más tarde fue comprada por Marvel y reinventada en los 70 como una historia sobrenatural centrada en el acróbata de las motos, Johnny Blaze. La propiedad fue revitalizada de nuevo en los 90, otra vez con un nuevo personaje principal. De Luca explica: «Había cierta cantidad de licencia debido a las dos encarnaciones del propio cómic: la versión de los 70 que coleccioné y recuerdo, y luego la versión de los 90. Cambió tantas veces a lo largo de los años que pudimos coger las partes que más nos gustaban».

Lo que más intrigó a los cineastas -además del Ghost Rider– eran los villanos a los que se enfrenta. No sólo se enfrenta al mal, Johnny Blaze lucha contra el propio diablo -el mismo ser que le dio sus poderes. Según De Luca, el hecho de que la motivación de Johnny y los principales antagonistas vengan de los cómics fue una guía bienvenida por los cineastas. «Blackheart y Mephistopheles son del cómic, la razón y la forma en la que Johnny hace el trato y Roxanne son todos prácticamente lo mismo. Es una adaptación bastante fiel, aunque el propio cómic cambió el argumento durante los años».

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año