Los pájaros

El uso del sonido es clave por­que crea una tremenda incomodidad en una película sin música

Los pájaros, de Alfred Hitchcock
Los pájaros, de Alfred Hitchcock

Hitchcock contrató un entrenador de aves, que se liaron a picotazos con los actores en más de una ocasión.

Tras el estreno de Los pájaros, las tien­das de animales de compañía sufrieron un llamativo descenso en las ventas, tal fue el pánico que produjo la po­sibilidad de un ataque de aves, organizado, masivo y sin causa determina­da contra los humanos.

- Anuncio -

Hitchcock (Encadenados, Con la muerte en los talones) leyó en la prensa de California la noticia de una extraña invasión de aves marinas que causó destrozos en la ba­hía de Monterrey. Y recordó un relato de Daphne Du Maurier, la autora de Rebe­ca. Lo que iba para capítulo de la se­rie de TV, creció: no quiso el cineasta ha­cer una película sobre pájaros asesinos, sino sobre el arco de transformación de unos personajes sometidos a una fuer­za misteriosa. Melanie (Tippi He­dren, sustituta de Grace Kelly y Glo­bo de Oro) es la caprichosa y muy be­lla hija de un magnate de la prensa que disfruta gas­tando bromas más o me­nos inocentes. Mitch es un abogado sol­tero, entrado en la treintena y sin ga­nas de comprometerse. La madre viu­da de Mitch vive ator­mentada con la po­sibilidad de quedarse sola. Annie es una maestra frustra­da por un amor no co­rrespondido… En el ambiente, incredulidad pseudocientifista y superstición apocalíptica… y una pa­reja de pe­riquitos.

Hitch juega con la información (con la desinformación) de manera brillante. La clave es que no sepamos por qué, ni cuán­do, ni dónde atacarán unas aves ha­bi­tuales en el pueblo de Bodega Bay, cer­ca de San Francisco, en plena ci­vilización. La película causó sensación, ge­nerando controversia sobre un pre­ten­di­do alcance metafórico. Todo con­tri­bu­ye a sembrar inquietud en el es­pectador. El uso del sonido es clave por­que crea una tremenda incomodidad en una película sin música. Amor, mis­terio, miedo, pe­ligro. Hitch en estado puro.

Es fácil imaginar y escribir un ataque por sorpresa de gorriones, gaviotas, cuer­vos y cornejas, pero hacerlo es otro can­tar. Hitch contrató un entrenador de aves, que se liaron a picotazos con los actores en más de una ocasión. Las es­cenas con niños requirieron efectos vi­suales (ganaron el Oscar) para no exponerles al furor pajarero.

Para dar más miedo, la película no lle­va el habitual «The End».

 


The birds, EE.UU., 1963. Dirección: Alfred Hitchcock Guión: Evan Hunter Fotografía: Robert Burks Montaje: George Tomasini Música: Bernard Herrmann Intérpretes: Tippi Hedren, Rod Taylor, Jessica Tandy, Suzanne Pleshette, Veronica Cartwright, Ethel Griffies Distribuidora DVD: Universal 115 min. +16 años

- Anuncio -