El viaje del director de Recursos Humanos: Ataúd en la baca

Valioso y pesadito drama israelí con humor negro contenido y buenas interpretaciones.

El director israelí de 57 años Eran Riklis (La esposa siria, Los limoneros) adapta una no­vela tragicómica que pone de relieve la im­portancia de no pasar de largo ante el do­lor ajeno, especialmente cuando se vive en un país tan castigado por la violencia y el odio.

Una empleada extranjera de la mayor pana­dería de Jerusalén muere en un atentado con­tra un autobús. Un periódico descubre que nadie en la empresa se había dado cuen­ta de su falta. La dueña de la empresa en­carga entonces a uno de sus directivos que se ocupe del asunto. Un viaje a Ruma­nía lleno de peripecias estrafalarias servirá pa­ra que el protagonista se pregunte por el sen­tido de la vida.

La película está rodada con talento y tiene actores excelentes, pero la tendencia orien­tal a la reiteración seguirá siendo un pro­blema para un alto porcentaje del poten­cial público occidental.

A pesar de que Riklis estudió en In­gla­te­rrra, hay veces que te dan ganas de levantarte de la butaca y decir: “Vale, sigamos adelante que ya me he enterado”. Tan­tas son las redundancias y la parsimonia que se acumulan en algunos tramos. El te­ma es trágico y el sentido del humor también. Ese tiempo podría haberlo empleado en dar peso cómico y dramático a los perso­najes. Algunos gags, como el de la tanque­ta, están bien, pero parecen de otra pelí­cula. Riklis ganó el premio a Mejor Di­rec­tor de la Academia de Cine de Israel.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Rainer Klausmann
  • Montaje: Tova Ascher
  • Música: Cyril Morin
  • País: Israel/Alemania/Francia/Rumanía
  • Duración:  103 m.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Golem
  • Estreno: 15.7.2011

Shlichuto shel hamemune al mashabei enosh, 2010

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor