La verdad, de James Vanderbilt: Mi verdad

· La verdad, James Vanderbilt | La trama, a pesar de la multitud de detalles, fechas y nombres, se sigue bastante bien y la acción dra­má­ti­ca está maravillosamente pautada y dirigida.

A primera vista sorprende que La verdad, James Vanderbilt, un sólido thri­ller periodístico, sea una ópera prima. Si el «debutante» es el guionista de Zodiac, la cosa sorprende me­nos. James Vanderbilt dirige y escribe la historia de uno de los patinazos periodísticos más sonados de los úl­timos años: el que cometió la CBS publicando unos do­cumentos que acusaban al entonces presidente Geor­ge Bush de haberse escaqueado de la guerra de Viet­nam por me­dio del más clásico enchufismo.

- Anuncio -

Aquel escándalo -de­nominado Rathergate porque, ade­más de con varios des­pidos, terminó prácticamen­te con la carrera del famoso presentador Dan Rather- sig­nificó, en cierto sentido, el final de la era informa­ti­va tal como la co­nocíamos hasta entonces y manifestó tan­to las carencias en los mecanismos de con­trol de al­gunos grandes grupos de comunicación, co­mo la importancia que iban a tener -o ya tenían- los blogs y, en general, la información publicada en in­ternet.

Vanderbilt cuenta este caso absolutamente pega­do a la realidad, como si de un reportaje periodístico -de los buenos- se tratara. El joven cineasta neoyorqui­no reconoce que el mundo de los medios le apasiona y se nota. Hay una enorme labor de documentación y una valiosa cercanía a la profesión en su vertiente más se­ca y más verídica, una imagen muy alejada de la frivolidad con la que a veces se retratan las redacciones en la pantalla grande.

La trama, a pesar de la multitud de detalles, fechas y nombres, se sigue bastante bien y la acción dra­má­ti­ca está maravillosamente pautada y dirigida, aunque en este aspecto hay que tener en cuenta que Van­derbilt cuenta con unos intérpretes de primer ni­vel -lide­ra­dos por la siempre eficaz Cate Blanchett y un más que convincente Robert Redford– que elevan el thriller por encima aún de su historia (que, pues­ta en manos de otro reparto, podría tener un interés solo parcial pa­ra los aficionados al periodismo o a la política).

Por último, cabe destacar el equilibrio de la película. Fren­te a una mayoría de títulos que convierten de una for­ma casi mecánica al periodista en héroe o en villano, La verdad amplía el arco y es capaz de dibujar la profesión con sus luces y sus sombras, sus virtudes y sus mezquindades y, sobre todo, refleja bien un trabajo arduo que requiere gran­des dosis de responsabili­dad. Al final, llegar a la ver­dad de muchos temas es una misión casi imposible. La tentación de los atajos, las medias verdades y las ver­dades de tanteo está ahí. Y una de las funciones del periodista es resistir esas ten­taciones.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Mandy Walker
  • Montaje: Richard Francis-Bruce
  • Música: Brian Tyler
  • Duración: 121 min.
  • Público adecuado: +12 años
  • Distribuidora: DeAPlaneta
  • EE.UU. (Truth), 2015
  • Estreno en España: 30.10.2015
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año