Lola: Más Mendoza que brillante

Es infrecuente que películas filipinas lleguen a Occidente y se estrenen en salas comerciales. Esta cinta, después de pasar por bastantes festivales, incluyendo la Mostra de Venecia, lo ha conseguido. El primer guión de Linda Casimiro cuenta una historia protagonizada por dos abuelas (Lola en tagalo) que están cada una de un lado de un crimen: sus nietos son la víctima y el autor de un homicidio.

Las gestiones para conseguir dinero para el entierro y el proceso judicial serán arduas. Ambas mujeres (muy bien interpretadas) viven en zonas muy humildes de Manila y salen adelante en penosas condiciones, rodeadas de pobreza y delincuencia.

- Anuncio -

Mendoza rueda una cinta, que tiene mucho de reportaje, en la que se muestra una parte de la realidad social de la capital filipina, verdaderamente lastimosa pero a la vez llena de vitalidad. Hay estilo y recursos interesantes en la manera de rodar de Mendoza y su equipo, pero no se termina de entender que cedan a ese estilo tan pasado de moda que consiste en agotadores seguimientos de los personajes en desplazamientos, idas y venidas llenas de cotidianidad, cuya reiteración además de resultar exasperante revela las limitaciones de un lenguaje cinematográfico arcaico, que paradójicamente seduce a algunos jurados y a cierto sector del público de los festivales de cine.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Odissey Flores
  • Montaje: Katz Serraon
  • Música: Teresa Barrozo
  • Duración: 110 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Golem
  • Filipinas, 2009
  • Estreno: 4.3.2011
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor