Palmarés del Festival de Cannes 2021: Vencedores y vencidos

En la historia de todos los festivales de cine, el palmarés controvertido y provocador es un lugar común. La composición del jurado del Festival de Cannes 2021 hacía presagiar emociones fuertes: Spike Lee es un director nada acomodaticio, su presidencia era una profecía iconoclasta.

Efectivamente, aunque como en todo buen filme de Hollywood la ceremonia de clausura estaba preparada para el clímax, una vuelta de tuerca final coronó a Lee que fue rompedor hasta en su último acto: al principio de la ceremonia de entrega se le escapó el nombre de la Palma de Oro. Muy deconstructivo y coherente con la filmografía del autor de Infiltrado en el KKKlan.

- Anuncio -

Titane -Palma de Oro 2021-, de Julia Ducournau, es un filme interesante. Quizás lo peor que le haya podido pasar es ganar el premio gordo. Sus trucos y diletancias pueden aguantar a duras penas los meses que le esperan de crítica inquisitiva. Veremos si su autora no es flor de un día.

A Hero (2021)
A Hero (2021)

Más sentido tenían los Premios del Jurado a Farhadi y Kuosmanen, que entregaron filmes algo previsibles pero adecuados a la condición autoral del Certamen. La de Farhadi (A Hero) es una cinta mayor, de gran hondura ética y pegada moral como es costumbre en el iraní. Kuosmanen (Compartment No 6) clava la diluida atmósfera de un vagón del Transiberiano en su peculiar «breve encuentro» a la finesa de aspecto fotoquímico.

La mejor dirección para Leos Carax es justa con su bizarro musical de ciento cuarenta minutos; los premios de interpretación al actor Caleb Landry Jones (Nitram) y la actriz Renate Reinsve (The Worst Person in the World) primaron la juventud y el arrojo de ambos actores.

Quizá la mejor película vista en la Sección Oficial, la japonesa Drive My Car, se merecía algo más que el premio al mejor guion, aunque hay que reconocer la filigrana de adaptación de Murakami que entregan los dos libretistas -uno de ellos Ryûsuke Hamaguchi, también director del filme-.

La Camera d’or -galardón a la mejor ópera prima que garantiza la inclusión de la próxima película en alguna sección «mayor»- la ganó la pegajosa Murina, de la croata Alamat Kusijanovic, un talento que habrá que seguir.

Unclenching the fists
Festival de Cannes 2021: Unclenching the fists

Quizás el premio más acertado fue para la rusa Unclenching the Fists, de Kira Kovalenko, que ganó la sección A Certain Regard con un filme rocoso en la tradición de los Dardenne; la prueba de que el Festival sigue teniendo un alma autoral aunque premie al cine de género por segunda vez en su Sección Oficial Parásitos, al fin y al cabo, era una propuesta encuadrada en dicha tendencia-.

¿Y las olvidadas? Bergman Island es un filme que habla bajito de temas controvertidos; The Story of My Wife es una gran adaptación de qualité; The French Dispatch encontrará su público y Benedetta, pues eso: bendítamente sepultada por la provocación más genuina de Titane.

Hay que reconocer la valentía de los organizadores del 74 Festival de Cannes por haber levantado, contra todo pronóstico, una fiesta del cine apoteósica. Por encima del miedo, una vez más, Cannes fue el gran escaparate de una industria que lucha por seguir siendo relevante culturalmente. Chapeau!

(lo mejor es que solo quedan diez meses para el próximo Cannes)

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete