Con todas nuestras fuerzas: El deporte los unió

Con todas nuestras fuerzas | Paul, gran deportista, sufre amargamente que su hijo Julien tenga parálisis cerebral, con los problemas que conlleva. Padre e hijo siempre han estado distanciados, ante la mirada triste de su mujer. Poco antes de cumplir los 18 años, Julien propone a su padre participar juntos en la prueba de triatlón llamada Ironman. La idea es absurda, pero intentarlo unirá a padre e hijo, y al resto de la familia.

El segundo largometraje de ficción de Nils Tavernier -habitualmente realiza documentales- es una de cinta amable, de impecable factura que adolece solamente de ser una película de género en todos sus detalles, es decir, absolutamente predecible a partir de una presentación de personajes rigurosamente canónica. Una vez en faena -o en competición- Tavernier apuesta por el tono melodramático, y carga las tintas. El resultado es eficaz, positivo, bonito, pero también muy manido.

Con todas nuestras fuerzas es una cinta agradable, pero se queda corta, se espera más de esta historia y con estos actores, máxime cuando llega a la estela de Intocable.

Sinopsis:

Julien tiene diecisiete años y sueña con vivir aventuras y emociones fuertes. Aunque se encuentra en una silla de ruedas, hará todo lo posible para lograrlo, desafiando a su padre a competir con él en el triatlón ‘Ironman’ de Niza. Un reto casi imposible, que unirá a toda la familia en una hazaña increíble.

 

Ficha Técnica

  • Fotografía: Guy Ferrandis
  • Montaje: Yann Malcor
  • Música: Barði Jóhannsson
  • Duración: 86 min.
  • Distribuidora: A Contracorriente
  • Público adecuado: +12 años
  • De toutes nos forces. Francia, Bélgica. 2013.
  • Estreno en España: 26.06.2015