El viaje de Arlo: Dinosaurios muy humanos

· Amable historia de amistad entre especies di­ferentes, con un divertido giro, los irracionales son los humanos, los dinosaurios son inteligentes.

Hace sesenta y cinco millones de años un asteroide se dirigió hacia la tierra, entonces poblada por dinosaurios, y… pasó de largo. Años después de aquel suceso, una feliz pareja de apatosaurios cultiva maíz en su granja en algún lugar del noroeste americano. Lue­go vemos salir de sus cascarones tres bebés, una chica y un chico perfectamente normales y Arlo, pequeño y mie­doso. Y los años pasan y Arlo sigue teniendo mie­do, y un día un extraño animal (una pequeña cría de nean­dertal) obligará a Arlo a emprender un viaje en el que se enfrentará a sus miedos.

La decimosexta película de Pixar -dirigida por Peter Sohn, veterano del estudio que antes había realizado el corto Parcialmente nublado, con guion de Bob Peterson (Buscando a Nemo, Up) y Enrico Casarosa (La Lu­na)-, es una modesta historia original entre dos secuelas importantes que se esperan el año próximo. Se tra­ta de una amable historia de amistad entre especies di­ferentes, con un divertido giro, los irracionales son los humanos, los dinosaurios son inteligentes. La historia no es original, hay un viaje iniciático en el que un joven se enfrenta a sus miedos, y por ello, sin sorpresas, hay cosas que nos recuerdan a El rey león, a Buscando a Nemo, a El libro de la selva, y a tantas otras fábulas en las que se dan cita estos elementos.

Destaca en esta cinta la espectacular y apabullante rea­lización de los paisajes del noroeste, no solo bellísi­mos, sino vivos, auténticos, desde la hoja de un árbol a las gotas de agua del río. La banda sonora es magní­fi­ca y acompaña la puesta en escena. La historia, sin em­bargo, no siempre está a la altura de su decorado: cues­ta empatizar con el pequeño Arlo y sus problemas, cues­ta aceptar a esa familia de apatosaurios protagonista, hasta que aparece el pequeño humano. Solo entonces nos encontramos en terreno conocido y la his­toria avanza a buen ritmo, mezclando gags origina­les con otros más clásicos, antropomórficos.

Cabe destacar también la imaginación de los guionistas que, a menudo, se han aventurado y experimentado con giros insólitos, a veces osados -como el epi­sodio en el que comen una fruta malsana-, pero siem­pre terminan volviendo a terrenos familiares.

El viaje de Arlo es una película menor -a escala Pi­xar-, parece pensada para un público más pequeño de lo que nos tenía acostumbrado este estudio; pero sigue sien­do ciento por ciento Pixar, con una historia buena, po­sitiva, y una puesta en escena sensacional.

Ficha Técnica

  • Música: Jeff Danna, Mychael Danna
  • Voces originales: Raymond Ochoa, Peter Sohn, Frances McDormand, Jeffrey Wright, Marcus Scribner, Maleah Padilla
  • Duración: 95 min.
  • Público adecuado: Todos
  • Distribuidora: Disney
  • EE.UU. (The good dinosaur), 2015
  • Estreno en España: 27.11.2015
Reseña Panorama
w
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.