· Parece una broma que después de intentar por todos los medios sustituir los actores por efectos CGI, los últimos años hayan sido prolijos en nuevas versiones de películas de animación ahora rodadas con actores.

Hombre y máquina

Ghost in the Shell, en cualquiera de las versiones que se desee (manga, anime, serie de televisión y película actual con actores de carne y… ¿hueso, metal?), cuenta la historia de La Mayor (su nombre real aparecerá tarde y pasará inadvertido), un cyborg, un cerebro humano encerrado en un cuerpo artificial tras sufrir un accidente. La Mayor forma parte de la Sección 9, que combate los delitos cibernéticos. La película se centra en la lucha contra un nuevo y misterioso hacker que muestra una capacidad extraordinaria para piratear redes y ataca Hanka Robotics, creadores del cuerpo de La Mayor.

Parece una broma que después de intentar por todos los medios sustituir los actores por efectos CGI, los últimos años hayan sido prolijos en nuevas versiones de películas de animación ahora rodadas con actores. Dado el éxito que han conseguido, no es extraño que Hollywood probara con un clásico como es Ghost in the Shell. Lo primero que hay que advertir es que se trata de una adaptación libre, producida por Hollywood, los puristas y devotos del manga y de la película de 1995 -obra muy interesante en la que se inspira muy especialmente esta nueva versión- se sentirán defraudados: había una reflexión, para algunos profunda, sobre la identidad, lo que significa ser humano, los límites que separan al hombre de la máquina, etc. En la nueva versión, esos temas se tocan muy superficialmente y la historia queda reducida, principalmente, a un fenomenal despliegue de efectos especiales y de trepidantes escenas de acción, inspiradas directamente de los originales.

Como espectáculo, especialmente en la versión 3D, el nuevo Ghost in the Shell es un regalo y algunas de las secuencias calcan con éxito las mejores de 1995 -y de su secuela de 2002-; toma también elementos visuales de Blade Runner y de Matrix; cabe lamentar que el guion no se haya esmerado tanto como el diseño.

Dirige este fastuoso navío Rupert Sanders (Blancanieves y la leyenda del cazador), en el que se dan cita Scarlett Johansson, en la línea de Lucy y Under the Skin, es decir, adecuada para el papel de mujer luchadora, sintética y atractiva; el resto del reparto, especialmente los nombres famosos como Takeshi Kitano y Juliette Binoche, están desaprovechados.

Ficha Técnica

  • Dirección: Rupert Sanders
  • Guion: Jamie Moss, William Wheeler
  • Fotografía: Jess Hall
  • Montaje: Billy Rich, Neil Smith
  • Música: Lorne Balfe, Clint Mansell
  • Intérpretes: Scarlett Johansson, Takeshi Kitano, Juliette Binoche, Michael Pitt, Pilou Asbæk, Kaori Momoi, Chin Han, Danusia Samal, Lasarus Ratuere
  • Duración: 129 min.
  • Público adecuado: +16 años (VS)
  • Distribuidora: Paramount
  • EE.UU., Reino Unido, 2017
  • Estreno: 31.3.2017
Reseña Panorama
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.