Gigante: Vigilándote

Ganadora del Premio Horizontes Latinos en el pasado Festival de San Sebastián, Gigante narra la historia de Jara, un guarda de seguridad nocturno que un día, y a través de las cámaras de seguridad, se enamora de una de las chicas de la limpieza, Julia. Desde ese momento se convertirá en la sombra de la chica, buscando la forma de darse a conocer.

Los dos actores principales se estrenan en el cine, y la verdad es que salen muy bien parados. Horacio Camandulle, que es profesor y trabaja en el teatro, aporta naturalidad y credibilidad al papel. Leonor Svarcas no tiene apenas diálogo, pero resulta muy expresiva.

- Anuncio -

Esta cinta es la opera prima del argentino Adrián Biniez, y venía a San Sebastián después de lograr el premio del jurado, el premio a la opera prima y el Alfred Bauer en la Berlinale. Llama la atención cómo se aleja de los clichés que solemos encontrar últimamente (que son reclamo para un público poco exigente) de una forma valiente y segura. La sombra del cine de Kaurismäki cubre toda la película.

Biniez crea una sólida estructura cimentada en la inocencia de los protagonistas, el humor y, sobre todo, en grandes dosis de ternura. Saturados de tanto drama social, de violencia por doquier y de películas meramente carnales, Gigante se nos presenta como una historia distinta, una manera fresca de acercarse a un asunto no especialmente novedoso.

Más allá de excesos de parsimonia en alguna situación, el principal problema de Gigante es de naturaleza técnica, por las deficiencias patentes en imagen como en sonido. Esperemos que en la próxima, Biniez tenga más recursos. Los espectadores lo agradecerán.

▲ La ternura que desprende.

▼ Su pobreza técnica.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Arauco Hernández
  • Montaje: Fernando Epsein
  • Música: Adrián Biniez
  • Duración: 90 min
  • Público adecuado: Jóvenes
  • Distribuidora: Golem
  • Estreno: 2.10.2009
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año