· Sinsajo habla, mucho más que las anteriores, de los mecanismos de la comunicación y la propaganda, de la importancia de la empatía en el lenguaje político, de la relevancia de la imagen…

Armas de destrucción masiva

Es difícil criticar una película que es la tercera de una saga y que además se estrena a parches (que es lo que le pasa a Los Juegos del Hambre: Sinsajo 1). Así que, sin anestesia, diré que me parece la mejor de las tres películas (Los Juegos del Hambre, Los Juegos del Hambre: En llamas) de una odisea ya de por sí más que aceptable. Lo dije en el capítulo 1: Los Juegos del Hambre es lo que es; una saga juvenil con todos los ingredientes para gustar a esa franja de público que roza la veintena. Pero frente a otros productos que se caracterizan por la vacuidad o por una acción sin sentido, hay en esta historia dos elementos que la dis­tinguen para bien: una es una épica bien llevada (apo­yada en esos ingredientes que no fallan desde que se contaban historias en las cuevas de Altamira: el mal, el bien, el engaño, la valentía y el amor) y otra es una serie de imágenes sociológicas con las que puede enganchar el público adulto.

- Anuncio -

En este tercer capítulo hay mucho de esto último. La acción transcurre ahora en un subterráneo distri­to 13 donde un grupo de rebeldes supervivientes pre­paran una ofensiva contra el Capitolio confiando en que Katniss lidere la rebelión. Pero Katniss está muy afectada por la desaparición de Peeta y por la des­confianza que le provoca observar que algunas de las tácticas que utilizan los rebeldes son las mismas que usa el Capitolio.

La vertiginosa y ultraviolenta acción de las dos pri­meras películas se detiene. No significa que no ha­ya persecuciones, batallas o explosiones, que las hay y están bien rodadas y funcionan bien. Pero hay me­nos. Sinsajo es una película mucho más psicológi­ca, más dialogada, más de personajes (lo que permite lu­cirse a Jennifer Lawrence y que sigamos llorando a Seymour Hoffman), más opresiva… y más intere­san­te. Sinsajo habla, mucho más que las anteriores, de los mecanismos de la comunicación y la propaganda, de la importancia de la empatía en el lengua­je político, de la relevancia de la imagen y de lo de­cisivo que puede resultar una cosa tan simple co­mo un gesto, un color, un himno o un atuendo para de­volver la motivación a un equipo humano. Todo es­to aparecía en las películas anteriores, pero aquí se desarrolla de una manera mucho más completa y muy eficaz desde el punto de vista narrativo.

Habrá que terminar de ver la saga para calificar en su totalidad estos Juegos del Hambre. Pero mientras ter­mina, y mientras rompe las taquillas en medio mun­do, se le puede poner un más que justo notable.

Ficha Técnica

  • Dirección: Francis Lawrence
  • Guion: Danny Strong
  • Fotografía: Jo Willems
  • Montaje: Alan Edward Bell, Mark Yoshikawa
  • Música: James Newton Howard
  • Intérpretes: Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Woody Harrelson, Elizabeth Banks, Stanley Tucci, Julianne Moore, Philip Seymour Hoffman, Jeffrey Wright, Donald Sutherland
  • Duración: 123 min.
  • Publico adecuado: +12 años (V)
  • Distribuidora: eOne
  • EE.UU. (The Hunger Games: Mockingjay. Part 1), 2014
  • Estreno en España: 21.11.2014