Mi hijo y yo: Otra de amor al deporte

Philippe Guillard, exjugador de éxito del Racing Club de Francia durante los 80, vio en una ocasión una escena ridícula en la que un padre reñía a su hijo portero del equipo por cometer una falta imperdonable. Y se le ocurrió hacer una película a partir de esa anécdota. Escribió un guión y lo guardó hasta que el director Olivier Marchal le convenció para sacarlo a la luz. De hecho fue coproductor y tiene un papel en el filme.

Eso es Mi hijo y yo. La historia de una dinastía de jugadores, los Canavaro, en la que el vástago, Tom, huérfano de madre, siente más inclinación por las matemáticas que por el rugby, y su padre no entiende que criar a un niño es ayudarle a convertirse en lo que quiere ser, no en lo que uno quiere que sea. Una comedia dramática de aire caricaturesco en el tratamiento de los personajes adultos, con tono de serie B, previsible pero amable, que gira sobre la amistad, la esperanza, el esfuerzo, el entendimiento paterno-filial, el amor, y claro, el deporte. Ideal para ir a ver con hijos adolescentes, diría que de la edad del pequeño Tom, pero el lenguaje ocasionalmente soez la hace más apropiada para chicos mayores.

El filme cuenta con un reparto, conocido. Gérard Lanvin (Para todos los gustos), Olivier Marchal (Asuntos pendientes, No se lo digas a nadie), Vincent Moscato (¡Que te calles!), Karina Lombard (Leyendas de pasión), pero se nota que están a las ordenes de un director que ni lo es ni humildemente pretende serlo, aunque no es ajeno al cine (desde 2001 colabora realizando los guiones de las películas de Fabien Onteniente). La película está al servicio de la intención didáctica, el guión avanza a golpe de explicación a través de diálogos y no de imágenes, la música (tanto diegética como extradiegética) es tan variopinta que no sugiere ni acompaña, -ese «Paquito el chocolatero» como himno del pequeño pueblo del sur de Francia. Pero para pasar un buen rato en familia sirve.

▲ La buena intención de hacer una película sobre el entendimiento entre padres e hijos.

▼ Que la buena intención no basta para hacer una buena película.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Ludovic Colbeau-Justin
  • Montaje: Elodie Codaccioni y Sandro Lavezzi
  • Música: Alexis Rault
  • País: Francia
  • Año: 2010
  • Duración: 95 min.
  • Público adecuado: +16 (lenguaje crudo incidental)
  • Distribuidora: Emon
  • Estreno: 4 de abril 2012

Les fils à Jo

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete