¡Qué suene la música!: Falta de chispa

El título original es revelador, las esposas de los soldados. Estamos en un cuartel británico en la época actual, o mejor, hace unos pocos años, cuando los británicos enviaban tropas a Afganistan. En el cuartel donde viven los militares con sus familias, vemos partir a un nuevo contingente y vemos a sus esposas, un grupo variopinto, a la espera de noticias. El mando anima a un par de mujeres, las esposas de hombres de mayor graduación, un coronel y un sargento, a buscar una ocupación para el grupo y que no piensen tanto en el marido ausente. Al final optarán por formar un coro que dirigirán al alimón. El problema es que las dos mujeres se llevan muy mal.

Peter Cattaneo (The Full Monty) no se ha esforzado demasiado. Tal vez ha pensado que Kristin Scott Thomas y Sharon Horgan se bastan para dar un gran espectáculo, y en eso no se ha equivocado, pero el guión podía dar mucho más de sí. El enfrentamiento a todos los niveles de la sofisticada coronela (Scott Thomas) y la mucho más cercana sargento (Horgan) es magnífico, pero no basta; hay otras mujeres con historias que se adivinan interesantes, y apenas tienen cabida.

Al final tenemos una película simpática pero excesivamente convencional y falta de chispa.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Hubert Taczanowski
  • Música: Lorne Balfe
  • Montaje: Anne Sopel, Lesley Walker
  • País: Reino Unido
  • Duración: 110 min.
  • Público adecuado: +14 D-
  • Distribuye en cine: A Contracorriente
  • Estreno: 7.8.2020

Military Wives, 2019

Reseña Panorama
e
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.