Daniel Monzón y Luis Tosar vuelven a trabajar juntos en la comedia de aventuras Yucatán

0
313
Yucatán

· Yucatán, que cuenta también con Rodrigo de la Serna, Joan Pera, Stephanie Cayo y Toni Acosta, llegará a los cines españoles el próximo 31 de agosto.

Tras las exitosas Celda 211 y El Niño, Daniel Monzón y Luis Tosar se reúnen de nuevo en el plató, en este caso para una comedia de aventuras. Yucatán, escrita por el propio Monzón junto con Jorge Guerricaechevarría -otro tándem que vuelve a coincidir frente a un guion cinematográfico-, se ha rodado durante 11 semanas en diversas localizaciones de México, Brasil, Canarias, Marruecos, Madrid y Barcelona, incluyendo una travesía de dos semanas en alta mar por el Océano Atlántico.

La película, que llegará a las salas de cine españolas el próximo 31 de agosto de la mano de Fox, cuenta con la producción de Telecinco Cinema e Ikiru Films, y con la participación de Mediaset España y Movistar+. Luis Tosar encabeza el reparto junto a Rodrigo de la Serna, Joan Pera, Stephanie Cayo y Toni Acosta.

Para Daniel Monzón, “Yucatán es un gran viaje, una boat movie que zarandea al espectador y a sus numerosos personajes de escala en escala, a través de océanos y continentes, mientras les sumerge en distintas situaciones propias de la comedia, el musical, el drama y las películas clásicas de timadores y de aventuras. Supone un trepidante divertimento preparado sin excusas para ser disfrutado, sin renunciar a que, al final del camino, nos conmuevan sus personajes y el viaje sea también emocional”.

Sinopsis

Lucas (Luis Tosar) y Clayderman (Rodrigo de la Serna) son dos estafadores, profesionales del engaño a turistas ingenuos en cruceros de lujo. Hace años trabajaban juntos, pero la rivalidad por Verónica (Stephanie Cayo), la bellísima bailarina del barco, les hizo perder la cabeza y dio al traste con su sociedad. Ahora trabajan por separado, Lucas en el Mediterráneo y Clayderman en el Atlántico. Ese fue el acuerdo. Pero un inesperado botín impulsa a Lucas a irrumpir en el barco de su ex socio, lo que convierte la exótica travesía de Barcelona a Cancún, pasando por Casablanca, Tenerife, Brasil y la selva de Yucatán, en un encarnizado duelo de tramposos sin ninguna regla, pero muchos golpes bajos…