El cine como cristal y espejo

Una familia de Tokio, de Yôji Yamada
Una familia de Tokio, de Yôji Yamada

El cine como cristal y espejo

Sala de máquinas. FilaSiete nº 159 (noviembre 2013)

El cine, en su acercamiento a la realidad, puede ser, a la vez, un cristal y un espejo. Un cristal por el que se mira y un espejo que refleja lo que hay. Con frecuencia una película atrapa una historia que nos afecta a todos y, si está bien contada, logra captar nuestra atención e incluso conmovernos; hay películas que más allá de lo expuesto, nos hacen mejores personas de las que éramos al entrar en la sala.

- Anuncio -

Un joven director español de 32 años, Rodrigo Sorogoyen, con guión escrito a cuatro manos con  Isabel Peña, nos presenta Stockholm, un duelo entre dos solistas jóvenes y llenos de talento, Aura Garrido y Javier Pereira. La pieza que interpretan es un bellísimo retrato de lo que estamos hartos de ver en la vida cotidiana. Necesitamos amar y ser amados, no como objetos desechables sino con radicalidad, para toda la vida. Es emocionante encontrase con un director joven que se pregunta por “la forma en la que se quiere nuestra generación”. Eso ya está muy bien. Pero es que la respuesta a esas preguntas es honesta, valiosa, valiente. Mucho.

En el número 159 de la revista FilaSiete, alojamos una obra maestra del anciano Yôji Yamada, que a sus 82 años (50 más que Sorogoyen) hace una bellísima interpretación de Cuentos de Tokio, la joya de la corona de uno de los más grandes cineastas de la historia, Yasujirô Ozu (1903-1963). Les animo a ver las dos películas, separadas por 60 años, para comprobar la vitalidad de los clásicos como modelo, como inspiración de directores que se preguntan por la condición humana y la miran a través de un cristal y reflejada en los espejos. Yamada (y antes Ozu) son exponentes de un cine sinfónico, donde la madera, el metal, la cuerda dialogan para que suene la vida con un lirismo arrollador.

En fin, otra joven directora española, Mar Coll, sabe que el seguro a todo riesgo existencial no existe. Y su segunda película, Todos queremos lo mejor para ella, lo explicita con talento.

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año