El rostro impenetrable: Western renovado

El largometraje ganó la Concha de Oro en el Fes­ti­val de San Sebastián, pero eso no le ha librado de una legión de detractores especialmente en Estados Uni­dos.

El rostro impenetrable tiene un metraje desmesurado que da­ña un conjunto en el que hay elementos muy intere­santes, entre otros la gran labor fotográfica de Charles Lang, uno de los más grandes del cine nortea­mericano, con películas como Los sobornados, Sabrina, Mesas separadas, El fantasma y la Sra. Muir, Charada y Los siete magníficos. La cinta fue la úl­tima en formato Vista Visión que hizo la Para­mount.

- Anuncio -

Ésta es una de esas películas desconcertantes que pa­san por malditas y que, antes o después, se termi­nan viendo. Fue la única que dirigió el actor Mar­lon Brando (1924-2004), después de echar a la calle nada menos que a Stanley Kubrick, con el que se tiró los trastos en lo que debió ser un memorable due­lo de egos, sobre todo a cuenta del guión que pa­só por muchas manos, incluidas las de Sam Pe­ckin­pah. El inexperto Brando tiró película a base de bien, demostrando una inseguridad tremenda. El cor­te final que entregó tenía nada menos que cinco ho­ras.

El largometraje ganó la Concha de Oro en el Fes­ti­val de San Sebastián, pero eso no le ha librado de una legión de detractores especialmente en Estados Uni­dos, que la considera una cinta de un narcisismo exas­perante. Otros en cambio, fundamentalmente en Europa, la saludaron como una película que de al­guna manera venía a renovar el western.

Dad Longworth (Karl Malden) huye con el botín de un atraco y deja en la estacada a su compinche, Río (Marlon Brando), que es apresado y pasa varios años en prisión. Cuando sale de la cárcel, ansioso de ven­ganza, prepara un golpe: atracar un banco en Mon­terrey. El sheriff de la ciudad es el que fuera su com­pañero de fechorías, casado y con una hija muy her­mosa (Pina Pellicer, premiada también en San Se­bastián).

 

Ficha Técnica

  • Fotografía: Charles Lang
  • Montaje: Archie Narshek
  • Música: Hugo Friedhofer
  • País: EE.UU.
  • Distribuidora DVD: Paramount
  • Duración: 141 min.
  • Público adecuado: +16 años

One-Eyed Jacks

Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor