· Una historia épica entre el Bien y el Mal, cargada de simbolismo, que bebía de fuentes muy diversas para construir su extensa mitología.

Parte II: Fuentes literarias de la historia

Tras la reticencia de los Estudios, Lucas comprendió que debería hacer la película en su propia productora, Lucasfilm Ltd. Para preparar la búsqueda de financiación en diversos estudios, contrató al dibujante Ralph McQuarrie para que diseñara 6 bocetos de los futuros decorados que acompañarían su sinopsis de trece páginas y harían más visual su propuesta de película. McQuarrie siguió las indicaciones de Lucas y dibujó a los personajes muy diminutos para que destacaran en primer plano los grandes decorados que el director le había descrito hasta en los menores detalles.

- Anuncio -

El encuentro con Alan Ladd

Con aquellos bocetos y con el argumento nuevamente retocado (contaba entonces 16 páginas) acudió a la Twentieth Century Fox para venderles la idea: un proyecto de Lucasfilm Ltd, producido y distribuido por ellos. Afortunadamente para la historia del cine, el proyecto no pasó por ninguno de los despachos donde se fraguaban las grandes producciones, sino que fue a parar directamente a las manos de Alan Ladd Jr., que era entonces Jefe del Departamento Creativo de la Fox. Laddvislumbró las posibilidades de aquella historia, y supo que allí había el germen de una película verdaderamente distinta a cuanto habían hecho hasta entonces. Habló largamente con Lucas, se mostró totalmente entusiasta con su historia y defendió su propuesta ante el Consejo de Dirección del estudio. En un tiempo récord, y sin apenas dificultades, logró que Star Warscontase con la luz verde definitiva y con un presupuesto muy elevado para un director casi primerizo: nada menos que 8.250.000 dólares. No en vano, Alan Ladd llegaría a ser el constante valedor de Lucas en aquella batalla de casi cuatro años que tardó en desarrollarse todo el proyecto.

Con el visto bueno de la Fox, Lucas se enfrentó a la tarea de escribir la historia. Tenía que convertir aquellas 16 páginas en un guión estándar de unas 120, con personajes más o menos cercanos a nuestra sensibilidad, sin dejar de ser coherentes con el mundo fantástico en el que se mueven. Una historia épica entre el Bien y el Mal, cargada de simbolismo, que bebía de fuentes muy diversas para construir su extensa mitología.

Fuentes de inspiración

En la introducción del segundo borrador completo de la historia, que se fecharía el 1 de mayo de 1975 (dos años después de aquella sinopsis de 13 páginas), Lucas escribió unas breves notas donde señalaba explícitamente: «Esta historia se enmarca en la tradición de John Carter of Mars, de Edgar Rice Burroughs, y el personaje de Flash Gordon, de Alex Raymond«. Estas dos influencias literarias son más patentes en el primer borrador que en el guión definitivo. Y, sin embargo, no por ello dejan de tener su importancia.

La primera de ellas era una colección de historias bastante conocida que Rice Burroughs empezó a escribir en una publicación de cómics cuando tenía 35 años. Era su primera publicación profesional y, sin embargo, Under the moons of Mars(1912) fue un éxito tremendamente popular, que se convirtió en una serie de once libros. En él presentó por primera vez al héroe invencible John Carter, veterano de la Guerra de Secesión, que había sido transportado a Marte mediante proyección astral después de una batalla con los apaches en Arizona. Allí descubre un planeta exuberante y salvaje, poblado por habitantes diminutos denominados tharks, con cuatro extremidades, la piel de color verdoso y un comportamiento agresivo. Tras ser capturado por ellos y conseguir escapar, se encuentra un desesperado mensaje de Dejah Thoris, la Princesa de Helio, que le pide ayuda y socorro… Como puede verse, el planteamiento de este cómic serializado se corresponde en algunos puntos con el arranque inicial de La Guerra de las Galaxias.

La segunda, la influencia de Flash Gordon en la futura cinta, es aún más evidente y conocida. Creado por el dibujante Alex Raymond para la agencia de prensa King Features Syndicate como página dominical (sunday strip), este personaje había visto la luz por vez primera el 7 de enero de 1934. Sus tiras fueron diseñadas para competir con las aventuras de Buck Rogers, otro héroe futurista, pero rápidamente desarrollaron un éxito muy superior y más perdurable en el tiempo.

Como han señalado los críticos, Flash Gordon encarna el héroe prototípico de la cultura de masas, un modelo que imitarán todos los aventureros del espacio del siglo XX. En la primera etapa del personaje, la ciencia ficción que aparece en sus historias tiene más que ver con el John Carter de Rice Burroughs, las revueltas tipo Robin Hood, la estética de los cuentos de hadas y los lances de capa y espada que con las extrapolaciones científicas asociadas al género de fantaciencia. Esas primeras tiras dominicales fueron mostrando un continuo desfile de razas humanoides en un mundo imaginario, el planeta Mongo, donde alternan civilizaciones flotantes como la ciudad de los Hombres-Halcones con su contrapartida submarina de Coralia. En esa escenografía, el rubio Flash, su futura novia Dale Arden y el científico loco (pero pronto recuperado) Hans Zarkoff evitan que un planeta a la deriva destruya la Tierra, y poco después pasan a combatir la tiranía del asiático Emperador Ming, un dictador sin escrúpulos. En las últimas tiras la tecnología futurista de aviones, pistolas de rayos y armamentos enemigos alterna con el gusto clásico de las espadas y los unicornios al galope. Todo, en fin, parece estar en la base del guión de Star Wars. Incluso los filmes de Flash Gordon de los años 30 se caracterizaban también por mostrar un prólogo inicial en forma de rótulos.

El influjo de Kurosawa

Además de estas dos influencias literarias, Lucas reconocerá más tarde que su historia se nutrió también de algunos elementos de un filme japonés, La fortaleza escondida, que Akira Kurosawa dirigió en 1958. Ambientada en el Japón feudal del siglo XVI, cuenta la historia de un samurái (interpretado por Toshiro Mifune) que debe liberar a la princesa Yukihime y escoltarla durante el largo regreso por territorio enemigo. En ese viaje cuenta con la ayuda de dos soldados -uno alto y otro bajo, que están siempre en constante pelea-, los cuales aportan el lado cómico del filme. En esos cuatro personajes se basóLucas para definir, respectivamente, a los principales caracteres de su saga galáctica: Obi-Wan Kenobi, la Princesa Leia y los androides C-3PO y R2-D2. Por otro lado, la inspiración japonesa es bastante evidente en muchos puntos del filme. No solo enObi-Wan, que fue creado partiendo de un guerrero samurái, sino también en el maestro Yoda, en las artes marciales de la lucha de espadas y en toda la filosofía de los Jedis.

John CarterFlash Gordon y el filme de Kurosawa. Éstas son las tres historias que han servido de inspiración principal para La Guerra de las Galaxias. Además, los eruditos han identificado otros relatos que, de modo parcial, influyeron también en algunos puntos de la película.

Así, Darth Vader parece estar inspirado en dos conocidos villanos de los cómics de superhéroes: Doctor Muerte y Darkseid. El Doctor Muerte es el archienemigo de Los 4 Fantásticos, y a él se deben la máscara y la capa de color negro. Por su parte,Darkseid es el Padre Oscuro de los Nuevos Dioses (Padre Oscuro=Dark Father, de gran similitud fonética con Darth Vader). Además, el casco de Lord Vader es extraordinariamente parecido al de Darkseid, cuyo nombre suena igual a Dark Side (Lado Oscuro). Finalmente, este personaje tiene un hijo, Orión, que está en el bando de los dioses buenos. Pero Darkseid siempre ha tratado que su hijo se una con él al lado oscuro…

Star Wars – La guerra de las galaxias (1977) // George Lucas (parte I)

Star Wars – La guerra de las galaxias (1977) // George Lucas (parte III)

Star Wars – La guerra de las galaxias (1977) // George Lucas (parte IV)

Star Wars – La guerra de las galaxias (1977) // George Lucas (parte V)

Star Wars – La guerra de las galaxias (1977) // George Lucas (parte VI)

Star Wars – La guerra de las galaxias (1977) // George Lucas (parte VII)

Star Wars – La guerra de las galaxias (1977) // George Lucas (parte VIII)