Yakuza Cinema. Crisantemos y dragones

La casa de las dagas voladoras (Zhang Yimou, 2004)
La casa de las dagas voladoras (Zhang Yimou, 2004)

Yakuza Cinema. Crisantemos y dragones

El término yakuza proviene de un juego de cartas en el cual la peor jugada es un 8Ya, un 9Ku y un 3Za, Ya-ku-za. Con ese nombre se conoce a los mercenarios a sueldo de los señores feudales, dedicados al saqueo y sujetos a un código de honor que incluye la amputación de dedos para saldar deudas de lealtad. Estos personajes han protagonizado tantas películas que se han convertido en un género cinematográfico, las «yakuza eiga» o películas de yakuzas, apreciadas en Japón y otros muchos países no orientales.

Según los autores de este estudio, todas estas historias comparten unos conflictos morales que sitúan al protagonista entre la obligación y el sentimiento. En la resolución de estas historias suele aparecer un extraño y poderoso sentido lírico que convive con la peculiar épica de unos seres violentos. Los yakuza son gentes que viven al margen de las leyes, pero son fieles y dignos para la gente modesta y humilde. Hoy día el personaje se ha degenerado para ocupar el término de mafia japonesa, muy presente en temas de corrupción y drogas, con un escenario continuo de crueldad y violencia.

En este libro los autores nos muestran el espectacular mundo de estos personajes y de este subgénero desde sus inicios hasta ahora, constituyendo un estudio meticuloso de la cultura japonesa y del origen de estos «samuráis excluidos», individuos errantes que se han convertidos en una leyenda. Podemos incluso afirmar que al igual que con las geishas, cuyo significado es «persona del arte», esta forma de estoicismo y honor de los yakuza es la forma de expresar el romanticismo popular del reino del crisantemo.

El nacimiento de este género recae en el director Shozo Makino, con films míticos como Jirocho de Shimizu (1911), y otros muchos directores como Mansaku Itami o Shigeyoshi Suzuki, que llenaron de éxitos la década de los 60.

En el libro se esboza el desarrollo del género, la lucha de los estudios, la inclusión de Hollywood, la aparición de mujeres yakuza y las aportaciones personales de directores como Tereu Ishii. El libro es una obra de exquisita estética japonesa llena de ilustraciones inéditas en España, con impresión en cuatricromía y una cuidada y original edición de hermosos y típicos motivos japoneses.

Por tanto, nos encontramos ante una obra atractiva y hermosa que nos acerca al heroico mundo de crisantemos y dragones, donde imperan valores olvidados como el honor.

Adelina Montaño

Yakuza Cinema
Yakuza Cinema

Yakuza Cinema. Crisantemos y dragones
Carlos Aguilar, Daniel Aguilar
Calamar Ediciones,  2005
154  páginas

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Revista de crítica de cine & series y cultura audiovisual. Desde 1998