Al otro lado: Babel a la europea

«Decidí que para convertirme realmente en adulto, debía realizar tres películas. Algunos dirán una trilogía, pero, sea lo que sea, son tres películas indisociables, pues tratan del amor, de la muerte y del mal. Contra la pared hablaba del amor; Al otro lado, de la muerte. Habla de la muerte en la medida que cada muerte es un nacimiento, ya que el nacimiento y la muerte abren caminos hacia otras dimensiones». Así explica Fatih Akin los propósitos que perseguía con su nuevo filme, en el que, efectivamente, presenciamos dos muerte decisivas (no desvelamos nada, puesto que vienen anunciadas con antelación), pero que, en lugar de dar paso a una diatriba pesimista, desembocan en una exaltación de algo tan infravalorado hoy en día como es el perdón.

La cinta está estructurada episódicamente en dos partes y un epílogo. El inicio se centra en Nejat (Baki Davrak), un profesor de literatura alemán de origen turco que se encuentra algo descolocado con la relación que su anciano padre (Tuncel Kurtiz) mantiene con Yeter (Nursel Köse), una prostituta. Su actitud cambia cuando descubre que ella trabaja para financiar los estudios universitarios de su hija.

- Anuncio -

Ayten (Nurgül Yesilcay), la hija de Yeter, es la protagonista de la segunda parte, donde somos testigos de su periplo de Turquía hacia Alemania para escapar de la policia turca, que la busca por su radicalismo político. En el país germano, Ayten es acogida por Lotte (Patricia Ziolkowska), una estudiante universitaria, y su madre (Hanna Schygulla), quien no ve con buenos ojos la estrecha relación que se establece entre la fugitiva y su hija. Al final, en el epílogo, las historias de todos los personajes se entrecruzan, con desigual desenlace para cada uno de ellos.

Varias son las influencias que jalonan al nuevo trabajo de Akin. La manera de jugar con el azar y las historias paralelas para mostrar los encuentros y desencuentros entre personas de distinta nacionalidad y cultura remite directamente a Crash o a Babel (de hecho, se incluye un agradecimiento en los créditos a Guillermo Arriaga, el guionista de esta última). El punto de vista espiritual y paneuropeo que adopta el realizador nacido en Hamburgo también recuerda mucho a Kieslowski, salvando las distancias. Sin embargo, el filme cuenta con una voz propia muy marcada, especialmente en el brillante y emotivo epílogo, encumbrado por una colosal Hanna Schygulla, la antigua musa de Fassbinder. Sin su personaje y su interpretación el resultado final de la cinta hubiera perdido muchísimos enteros. Y es que, aunque el regusto que deja es bastante bueno, al filme se le puede achacar una cierta irregularidad en sus dos primeros actos, que se desarrollan entre algunas momentos de sordidez y efectismo claramente innecesarios. Entre los numerosos premios que ha cosechado se incluye el de mejor guión en el pasado Festival de Cannes.

Ficha Técnica

  • País: Alemania (Auf der anderen Seite, 2007)
  • Rainer Klausmann
  • Andrew Bird
  • Shantel
  • Golem
  • 122 minutos
  • Adultos
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año