Belleza oculta

Crítica de la película

Película pequeña, pero simpática y agradable, a tono con el espíritu navideño de la época

1380
0
Compartir
portada
Belleza oculta

· La película está diseñada en torno a Will Smith, veterano en el papel de buenazo sufriente, al borde del abismo.

Will Smith igual a Will Smith

En Belleza oculta Will Smith da vida a Howard, director de una agencia de publicidad que tiene bastante éxito, principalmente gracias a su carisma. A Howard le gusta repetir en sus inspiradores discursos que el amor, el tiempo y la muerte forman parte de la vida del hombre y que hay que aprender a integrarlos y no temerlos. Pero hete aquí que la hijita de Howard  fallece, y éste, como era de esperar, se hunde y está a punto de hundir su empresa. Entonces, como en un cuento de Navidad, Howard recibe la visita del tiempo, del amor y de la muerte de los que tanto ha hablado, que intentan ponerle de nuevo en el camino de la vida.

David Frankel (El diablo viste de Prada) realiza una película simpática, agradable, pero poca cosa. Se podría decir al revés, una obra pequeña, pero simpática y agradable, a tono con el llamado espíritu navideño, con un escenario de lujo como es Nueva York iluminado. La película está diseñada en torno a Will Smith, veterano en el papel de buenazo sufriente, al borde del abismo; pero hay que decir que en este caso está arropado por un equipo de ensueño en el que destacan Edward Norton y Helen Mirren; también cabe destacar que si bien el guion destila miel, no se limita a un buenismo ramplón: la historia despega en cuanto descubrimos que Howard no es el único que tiene problemas, que sus socios y amigos también sufren, y que los espíritus que visitan al jefe van a tener un impacto interesante sobre ellos también, de ahí el título original Belleza colateral, que puede encontrarse junto al dolor, del mismo modo que puede haber daños colaterales acompañando una acción positiva.

Reseña Panorama
s
Compartir
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.