Brüno: Rebuznando que es gerundio

Brüno cuenta la historia de Brüno, un austriaco [qué tendrá este tío contra los austriacos], homosexual y obseso, imbécil a más no poder, con un ansia infinita por convertirse en una estrella.

El largo camino de Brüno hacia el estrellato es la excusa para acumular secuencias en las que este payasete se ríe de muchas cosas, personas e instituciones. Decenas de situaciones cómicas (en teoría) y la colaboración de un sinnúmero de estrellas, políticos y celebridades.

Sacha Baron Cohen (Borat) ha olvidado que alcanzó el estrellato en Estados Unidos por casualidad. Se cree un genio por escandalizar, y se cree que ser irreverente, sin ton ni son, es un acto de heroica valentía, y a eso se dedica sin medida alguna, exhibicionista y obsceno hasta el hartazgo. Pretende realizar un reality show con cámara oculta, lo que es simplemente falso. También pretende ir de rompedor cuando todo apesta a políticamente correcto. El tipo debe creerse gracioso pero la verdad es que gracia lo que se llama gracia no hay en esta mala película. Sus escasos 83 minutos se hacen insoportablemente largos.

Sinopsis

Tras el éxito alcanzado con Borat, Sacha Baron Cohen hace en esta ocasión las veces de un reportero gay, con cierta obsesión por el mundo de la moda y por el culto al cuerpo. Esto le llevará a parodiar a los diseñadores de alta costura y modelos.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU., 2009
  • Fotografía: Anthony Hardwick, Wolfgang Held
  • Montaje: Scott M. Davids, James Thomas
  • Música: Erran Baron Cohen
  • Duración: 83 min.
  • Público adecuado: Adultos
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.