Como en casa en ningún sitio: Navidades en familia

Como en casa en ningún sitio | Vince Vaughn y Reese Witherspoon encarnan a Brad y Kate, una extraña pareja que prefiere pasar la Navidad en sitios exóticos antes que con sus respectivas familias. Cuando el vuelo que les debía llevar este año a Fidji es cancelado y son cazados in fraganti en el aeropuerto por las cámaras de la televisión local, no tienen más remedio que acceder a las peticiones de sus progenitores para que vayan a pasar tan señalada fecha junto a ellos. Todo esto es un engorro para Kate y Brad, porque ambos son hijos de matrimonios divorciados, lo que les obligará a visitar cuatro casas y cuatro familias distintas (de ahí el título original: Four christmases, o sea, «Cuatro navidades»), a cada cual más excéntrica.

La película juega a varios niveles y no gana a ninguno. No funciona ni en el slapstick, ni en la comedia romántica pura, ni en la radiografía de las relaciones de pareja liberales actuales. No hay química alguna tampoco entre un Vince Vaughn, que repite exactamente el mismo papel punto por punto que en Separados (Peyton Reed) y De boda en boda (David Dobkin), y una Reese Witherspoon que parece haber perdido todo instinto para la comedia después de ganar el Oscar. Los padres están encarnados por actores de primerísimo nivel (Robert Duvall, Sissy Spacek, Mary Steenburgen y Jon Voight), todos mal dirigidos y francamente desaprovechados. Se suman dos más dos y no se entiende como esta cinta se ha mantenido durante dos semanas en el número uno de la taquilla estadounidense, desbancando a la archipublicitada Crepúsculo, que sólo llevaba siete días en salas. Misterios sin resolver de la Navidad.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Four Christmases, 2008)
  • Jeffrey L. Kimball
  • Mark Helfrich, Melissa Kent
  • Alex Wurman
  • TriPictures
  • 88 minutos
  • Jóvenes
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete