Contraband: El thriller americano mira al norte de Europa

Dicen que uno, cuando contrae matrimonio, también se casa con la familia de su mujer. Y eso es precisamente lo que hace, de manera no especialmente original, que Chris Farraday (Mark Wahlberg) se embarque en una historia de contrabando en Panamá.

Contraband, basada en la película islandesa Reykjavík-Rotterdam (Óskar Jónasson), es un intento de thriller de acción creíble y entretenido, a pesar de no tener ni pies ni cabeza. El que fue su protagonista Baltasar Kormákur, pasa a ser el director de este remake americano, cuya principal diferencia es, sin duda, el presupuesto.

- Anuncio -

Con un reparto muy llamativo se convierte en un entretenimiento llevadero, con un argumento normalito y muchas deficiencias de guión.

Cada vez está más de moda -y no entiendo la razón- rodar con un estilo más televisivo que cinematográfico. Como sigamos así, junto con las palomitas tendrán que dar aspirinas contra el mareo, porque tanto zoom, barrido y desenfoque junto debe ser perjudicial para el ser humano.

J. Carlos Martínez Balsells

▲ Las interpretaciones.

▼ La historia, poco original.

Sinopsis

Hace tiempo que Chris Farraday (Wahlberg) abandonó la delincuencia. Pero, cuando su cuñado Andy (Landry Jones) fracasa en un tema de drogas que le había encargado su implacable jefe Tim Briggs (Giovanni Ribisi), Chris se verá obligado a volver al contrabando para pagar la deuda de Andy. Tras reunir un gran equipo con la ayuda de su mejor amigo (Ben Foster), se van a Panamá: la operación consiste en traer millones de dólares en billetes falsos.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Barry Ackroyd
  • Montaje: Elísabet Ronalds
  • Música: Clinton Shorter
  • País: EE.UU.
  • Año:  2012
  • Duración: 119 min.
  • Público adecuado: +16 años (violencia)
  • Distribuidora: Universal
  • Estreno: 16 marzo 2012
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
FilaSiete
Revista de crítica de cine & series y cultura audiovisual. Desde 1998