Hannah Montana: la película | Un film amable y familiar

Las aventuras de Hannah Montana comenzaron a emitirse en el Disney Channel en 2006 y van por su tercera -y muy exitosa- temporada. Esta película cuenta la historia de Miley, que hace maravillas para llevar una vida normal de estudiante sin que la gente se entere de que ella es la estrella musical conocida como Hannah Montana.

El éxito de la serie ha sido algo sorprendente y debe mucho a Billy Ray Cyrus, padre de la actriz en la pantalla y en la realidad. Este roquero compone buena parte de las canciones que interpreta su hija. Ambos son muy expresivos y tienen un carácter divertido. Billy encarna la América profunda, noble y sencilla.

Disney ha cuidado la cinta para que tenga más empaque. Eso sí, el guión no ofrece ninguna sorpresa: se trata de una historia convencional, familiar y positiva, que da cancha al lucimiento de sus estrellas, en especial cuando se trata de cantar y bailar. La música (que incluye doce nuevas canciones) ha sido uno de los éxitos del año 2008 en Estados Unidos.

Amable y familiar, esta película quiere agradar a los fans de Hannah y está hecha pensando en la posibilidad de que vayan acompañados por sus padres.

Ficha Técnica

  • Música: John Debney
  • Fotografía: David Hennings
  • Duración: 102 min.
  • Público adecuado: Jóvenes
Reseña
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.