No confíes en nadie | Joffe: entre la desmemoria y la confusión

El guionista Rowan Joffe emprende su segundo largometraje como director fallando en lo que debería ser su especialidad, el guion, adaptación de una novela de S.J. Watson. No confíes en nadie nos cuenta una historia que inicialmente ya nos resulta conocida: Christine Lucas (Nicole Kidman), a causa de un accidente, no puede recordar más que lo que le ocurre cada día. Por la noche, al dormir, se borran sus recuerdos. Su marido (Colin Firth) se encarga cada mañana de recordarle lo fundamental. Pero un día Christine empieza a sospechar que no le dicen la verdad.

Esta excusa argumental ya la hemos visto en otras películas también centradas en la relación sentimental (50 primeras citas, Todos los días de mi vida…), pero concebida en clave romántica. Aquí Joffe opta por el thriller casi psicológico para llevar al espectador por unos laberintos difíciles de asimilar tanto en el plano narrativo como en el de la verosimilitud.

- Anuncio -

Tampoco Nicole Kidman y Colin Firth ofrecen una interpretación capaz de remontar un guión defectuoso. El resultado es un abigarrado abanico de personalidades esquemáticamente construidas, que dejan frío al espectador, que abandona el filme con una incómoda sensación. No funciona la empatía porque es difícil identificarse con una historia tan alambicada y a todas luces artificial. Los recursos de montaje y puesta en escena sondeudores de tantas películas comerciales de género que tampoco hacen alarde de especial personalidad de estilo.

- Anuncio -

Ficha Técnica

  • Fotografía: Ben Davis
  • Montaje: Melanie Olivier
  • Música: Ed Shearmur
  • Duración: 92 min.
  • Distribuidora: DeAPlaneta
  • Público adecuado: +18 años (VXD)
  • Estreno en España: 13. 2. 2015

Before I go to sleep. EE.UU, 2014