Recuérdame: Suspiros y lágrimas

Tyler y Ally son dos jóvenes con una cosa en común: el sufrimiento causado por la muerte de alguno de sus familiares. Unidos por el dolor, tratarán de reducir las fracturas que esas pérdidas han ocasionado en ellos mismos y en sus familias.

El planteamiento es interesante, pero el problema es que la historia recae cada dos por tres en tópicos y situaciones límite y exageradas, resultando poco creíble e incluso absurda. Con una realización bastante elemental y un guión fraccionado que se desmorona en su simplicidad, Recuérdame se acerca más a un serial televisivo que al filme profundo que pretende ser.

La interpretación es buena, y los personajes tienen cierta entidad, pero hay demasiados giros inverosímiles y artificiosos en el guión. Ni siquiera un solvente Pierce Brosnan. Las fans de Pattinson tendrán múltiples ocasiones de verle lucirse en un papel algo más complejo que el de Crepúsculo, en una película más para público adulto que juvenil por la entidad de los conflictos y el modo de presentarlos.

Aun en medio de sus muchas carencias, el planteamiento es interesante: el sufrimiento puede hacer cambiar a las personas, tanto para bien como para mal.

▲ El planteamiento.

▼ Los clichés.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Jonathan Freeman
  • Montaje: Andrew Mondshein
  • Música: Marcelo Zarvos
  • Duración: 113 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Aurum
  • EE.UU. (Remember Me), 2010
  • Estreno: 16.4.2010
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año